Rafael Lacava, el rockstar de la política 2.0

Rafael Lacava

Para quienes creen que las excentricidades del gobernador del estado Carabobo comenzaron con el famoso “carro de Drácula”, están muy lejos de lo cierto. Rafael Lacava inició su carrera política en 2007 como diplomático en la Embajada de Italia, al año siguiente fue electo como alcalde del municipio Puerto Cabello, localidad que gobernó de manera eficiente y creativa, conquistando el voto joven que luego lo llevaría a ser gobernador de la entidad carabobeña.

Desde antes de llegar a la gobernación, Lacava estaba clarito en la importancia que las nuevas generaciones, y las no tan nuevas, le dan a las redes sociales, motivo por el cual él mismo se convirtió en una suerte de rockstar 2.0 y acompaña cada acto de gobierno con una puesta en escena a través de las redes. Su salto a la fama por estas vías lo dio cuando se apareció en las puertas del canal Globovisión montado en un burro al que presentó como su “flota”,  en referencia a unas acusaciones que le hiciera ese canal sobre una flota de vehículos que presuntamente le pertenecía.

Esa aparición ocurrió durante su campaña electoral para llegar a la gobernación, con tan buenos resultados que desde ese momento no ha parado de causar polémica en los espacios digitales.

El carro de Drácula

Es lo más trending en la carrera política de Lacava. Surgió como una medida de combate a los “bachaqueros” y contrabandistas de alimentos en la entidad central. El gobernador tomó de un viejo y conocido chiste el nombre “carro de Drácula”, para llamar a la operación que le caería encima a todo aquel infractor. El asunto del operativo no se quedó allí nada más, pues el impacto en la opinión pública fue tan alto, que Lacava ordenó acondicionar una carroza fúnebre para perseguir a los revendedores de alimentos.

LacavaEl “carro de Drácula” se hizo rápidamente popular más allá de las fronteras del estado Carabobo, al punto de que muchos ciudadanos de otras localidades piden medidas similares para atacar este grave problema. Pero la relación de Lacava con el vampiro no se quedó sólo en su carro “antibachaquero”, pues para tratar de reducir los problemas de transporte público en la región, creó el “transdrácula”, una flota de autobuses repotenciados que prestan servicio a bajo costo en diferentes rutas. Por supuesto, el anuncio fue acompañado del ya acostumbrado revuelo mediático.

https://twitter.com/rafaellacava10/status/1009931218165686274

Cazador de polémicas

Lacava es un provocador convencido. Sabe que estar en la polémica lo mantiene siempre vigente y en la cresta de la ola. Algo inusual para un político común, aún en la pintoresca forma de hacer política en Venezuela. Uno de los escándalos más recientes lo protagonizó frente a las autoridades de la operadora hidrológica Hidrocentro, a quienes dio el ultimátum de restablecer el servicio en las siguientes 23 horas. Para añadirle más fuego a la brasa, Lacava se quejó del mal servicio de agua potable desde su piscina vacía.

https://twitter.com/rafaellacava10/status/988530901423415296

También famoso por su gusto por el reggaetón y el trap, Lacava lleva su carisma (o antipatía, según sea el caso) hasta los sectores juveniles. Son muchos los videos donde se aprecia al mandatario regional cantando, bailando o haciendo de DJ, mientras suenan de fondo estos géneros urbanos. Lacava parece haber entendido muy bien aquella frase adjudicada al excéntrico pintor Salvador Dalí que reza: “Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí”.

View this post on Instagram

Dj Drácula en la Pista… @alcaldegustavo10

A post shared by El Carro de Drácula (@carro_dracula10) on

_________________________

Por Randolph Borges / Supuesto Negado