¿ES LEGAL O ILEGAL EL BITCOIN EN VENEZUELA?

Desde hace poco más de tres años surgió con fuerza en Venezuela el tema del bitcoin. Esa fuerza ha ido en aumento rápidamente por varias razones, todas de orden económico y jurídico. ¿Es legal el bitcoin en nuestro país? ¿Por qué hay detenidos y perseguidos relacionados con esta moneda digital?

Se trata de un tema que Supuesto Negado ha venido siguiendo. En este portal se han publicado varios artículos que ayudan a entender de qué van y cómo surgieron las monedas digitales, cómo es el proceso de intercambio entre usuarios y por qué hoy son una amenaza para el sistema bancario mundial.

Pero si se sabe que las criptomonedas son un signo monetario de vanguardia que por su naturaleza virtual descentralizada pone en jaque la bancarización, y además promete ser el escenario hacia donde gire gran parte del mercado financiero global, en qué radica el delito de acuerdo al aparato legal venezolano cuando se refiere a este asunto, qué es lo que se está haciendo al margen de la ley.

El economista Blagdimir Labrador ha opinado sobre los factores que considera negativos: “Toda moneda tiene que tener el respaldo de economías de regiones, de países o de grandes empresas, en este caso no se cumple. Además, no se tiene la información de la persona que hace las transacciones, lo que facilita la legitimación de capitales porque no hay supervisión de dónde provienen los fondos”.

En lo que va de año se ha sabido de varios centros de minería de bitcoin desmantelados, decenas de detenidos y miles de equipos incautados en el territorio nacional.

Uno de los casos más destacados fue el ocurrido en Valencia, estado Carabobo, el 27 de enero. Dos hombres (Eusebio Gómez Henríquez y Andrés Alejandro Carrero Martínez) fueron detenidos por formar parte de una red delictiva cuya base opera en Polonia, dedicada a legitimar capitales, cometer crímenes informáticos, financiar terrorismo, ejecutar contrabando y robar electricidad.

Son precisamente estas prácticas las que atraen la mirada y accionar de los cuerpos de seguridad del Estado, como el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Pues, si bien es cierto que por los momentos no hay ninguna ley que prohíba el uso de bitcoin ni que explicite como delito la minería del mismo, una serie de actividades relacionadas a esta criptomoneda se llevan a cabo infringiendo leyes que sí existen y que son bastante claras, como:

El robo de electricidad. Para poder minar bitcoin se demanda mucha electricidad, bastante más que lo estimado como tope alto tanto para una casa de familia como para un local comercial, y aumenta proporcionalmente al número de computadoras que se tengan activas minando, por lo general sin parar. Como este hecho llama la atención de las autoridades, muchos mineros optan por conectarse a cables de modo clandestino o por colocar las computadoras en diversos lugares.

Lavado de dinero. Quienes minan bitcoin venden sus ganancias (dólares) al margen del sistema cambiario legal venezolano y lo hacen en el mercado negro, por dos razones evidentes: 1) porque el precio del dólar paralelo es estratosféricamente más alto que el oficial; y 2) porque no hay manera de justificar legalmente cómo fueron obtenidos los dólares a convertir.

Evasión de impuestos y contrabando. Las tarjetas necesarias para activar las minas de bitcoin (Atminer S7) son, casi en su totalidad, introducidas al país de modo ilegal. Esto quiere decir que no se tramitaron por los canales regulares y que por tanto no se cancelaron los aranceles de rigor. Lo mismo sucede con las computadoras, y la tecnología en general, necesarias para instalar una mina.

Delito informático. La manipulación e instalación de computadoras, medios electrónicos y redes de internet de manera ilícita, es exactamente cómo se logra la conformación y adecuación de equipos dedicados a la minería de bitcoin.

En febrero otros dos hombres, Adan Erick Tapia Salas y Edward Antonio Tapia Salas, fueron apresados en Caracas: “La captura de ambos se dio luego de que los polinacionales realizaran seguimiento a la página web Mercado Libre, donde ofrecían equipos de minería por la suma de un millón 137 mil bolívares por cada máquina modelo Antminer S7”, informó en su momento el portal de noticias La Iguana.

Un mes después, en Barquisimeto, fueron detenidos dos ingenieros de la empresa Alentuy, por el Cicpc del estado Lara. Fueron acusados de incurrir en delito contra la cosa pública e imputados bajo los cargos de “peculado de uso” y “delitos informáticos”.

Se han desmantelado minas en casas, apartamentos, locales comerciales, edificios de oficinas y galpones. Aún así la actividad va en aumento. De acuerdo a datos de The Guardian los usuarios de bitcoin en Venezuela pasaron de 450 en 2014, a más de 85 mil en 2016. Es probable que a fecha de hoy esa última cifra se haya multiplicado por tres o más.

________________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado