LO MEJOR DE EVIO DI MARZO, UN MÚSICO “REVOLUCIONARIO, TIRAPIEDRAS Y ANTIBURÓCRATA”.

Evio-di-Marzo

En los años ochenta Evio Di Marzo fue parte del “boomde la música venezolana junto a otros músicos, como Ilan Chester, Antonieta, Franco de Vita, Kiara, Karina, Rudy La Escala y Frank Quintero.

Su asesinato en días reciente ha conmocionado a la sociedad venezolana. Supuesto Negado lo despide y homenajea con un recuento de su trabajo musical y una recopilación de sus mejores canciones.

Evio di Marzo

Evio comenzó su carrera musical a los 13 años en la agrupación Ford Rojo (1954), junto a su  hermano Yordano quien era el vocalista y líder de la banda. Un tiempo después la agrupación se transforma en Siete Cueros.

A finales de los 80 Evio comienza a formar, junto a Orlando Poleo y otros músicos de Sarría, la banda que inmortalizó sus composiciones y lo posicionó en el top de las listas nacionales y el afecto popular: Adrenalina Caribe. Con la banda grabó cuatro discos en nueve años:

Pico y Pala (1982); fue el primer álbum de la agrupación. Desde allí la banda se caracterizó por su innovación musical latinocaribeña, una propuesta original, y el contenido de sus letras, compuesta por Evio. “La Mina” y “Pico Pala” fueron las canciones más pegadas de ese disco.

Del disco Adrenalina Caribe (1985) sonaron con fuerza “Yo sin ti no valgo nada” y “Selva del tiempo”.

Esta última canción tiene un contenido indigenista y una valoración positiva de los saberes ancestrales de los pueblos originarios de los cuales Evio tenía conocimiento, pues además de músico fue antropólogo.

Un dato curioso, que da cuenta de la personalidad del artista, es que a finales de los 80 dio durante unos años la materia optativa “Concepto de Muerte y Desarrollo Tecnológico. Estudios de Antropología de La Muerte”, en la escuela de Sociología de la UCV.

Evio Di Marzo y Adrenalina Caribe (1987) fue su tercera producción musical, de la que se recuerda “Yo me quedo en Venezuela”.

Con respecto a la otra canción más sonada de este disco, “De donde viene tu nombre”, Evio contó a RT que “en esa época yo componía casi siempre por enamoramiento, pero nunca escribí ‘De donde viene tu nombre’. Tampoco la grabé, solo la tenía en la cabeza (…) Faltaba un tema [para culminar la grabación del disco], se me ocurrió decir ‘tengo este’ y lo toqué en el estudio. El productor me miró fijo y me dijo ‘¡Qué bolas tienes, tú! ¿Cómo se te ocurre tener ese temazo ‘encaletao’”.

De la última producción de Evio con Adrenalina, Bio Bio (1990), resalta “Merenfunk” por su contenido crítico y su sentido del humor.

Al iniciar la última década del siglo 20 Evio descubre el Islam, por lo que deja por un tiempo la música y se entrega a una búsqueda espiritual. ​También se declara antisionista y a favor de la causa palestina. Su frase de presentación en su cuenta de Facebook era: “Quisiera estar con todos los niños, los vivos y los muertos. ¿Quién hará justicia por ellos? Allah!!”.

El saxofonista Julio Andrade afirmó: “Adrenalina Caribe es, sin lugar a dudas, una de las mejores propuestas musicales que ha existido en Venezuela. Estaban totalmente adelantados a su tiempo”.

Con respecto a su personalidad recuerda que “Evio fue un tipo muy franco, decía y hacía lo que pensaba, y su música era un fiel ejemplo de eso. No le tenía miedo a experimentar y lograba que las cosas fluyeran. Tenía un humor muy particular y un verdadero amor por Venezuela”.

Evio Di Marzo

Sus amigos recuerdan que se presentaba como “revolucionario, tirapiedras y antiburócrata”.

____________________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado