Lo que el 2019 se llevó…

El año que está por expirar será el último de la década. Fue el “Año del Cerdo” de acuerdo al horóscopo chino y “El Año internacional de la tabla periódica”, según la ONU.

Aquí, en Venezuela, fueron meses francamente vertiginosos: La hiperinflación criolla, el resuelve económico y la autojuramentación de Juan Guaidó como “parapresidente” fueron los tres temas principales que colmaron las conversaciones cotidianas y el discurso mediático durante este histórico año.

Enero

GuaidóApenas a 10 días del 2019, la OEA aprobó una resolución que declaraba “ilegítimo al gobierno de Venezuela.

La UE, la OEA, el Grupo de Lima (a excepción de México), Jamaica, Bahamas, Haití, República Dominicana, Ecuador y Estados Unidos, entre otros, oficializaron “su desconocimiento, rechazo e ilegitimidad a la investidura de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela”.

Ese día el gobierno de Estados Unidos reconoció a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como “presidente de Venezuela”. El imberbe político había sido investido apenas una semana antes para el nuevo periodo de sesiones del órgano legislativo.

El diputado guaireño anunció su “libre adaptación” de los artículos 333, 350 y 233 de la Constitución Nacional y comenzó con el mantra de su “gobierno”: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Desde EE.UU., empezó el financiamiento abierto. El Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro cancelaron las órdenes de compra a PDVSA y cedieron el control de la filial CITGO y de todas las cuentas bancarias del estado venezolano en territorio estadounidense al antichavismo en el parlamento.

Enero de 2019 marcó el inicio de la campaña para socavar la legitimidad del presidente Nicolás Maduro y cuestionar internacionalmente su gobierno.

Febrero

Por primera vez, el “Presidente interino”, Juan Guaidó se refiere a la ayuda de los militares estadounidenses para sacar a Maduro de Miraflores. Paralelamente, se divulgan informaciones sobre los presuntos contactos del gobierno de EE.UU. con miembros del ejército de Venezuela para convencerlos de abandonar al presidente constitucional y unirse a la causa opositora.

Precisamente esos días, el general Hugo Carvajal –exjefe de la inteligencia militar venezolana- se pronunció desde España en contra del gobierno de Maduro y a favor de Guaidó. Su llamado a los militares para actuar y “restablecer la democracia” en el país caribeño no tuvo ninguna receptividad.

El 22 de febrero toda la atención internacional estuvo en un concierto en Cúcuta, denominado Venezuela Aid Live, pidiendo “ayuda humanitaria” para los venezolanos.

La actividad fue todo un show musical con reconocidos artistas internacionales quienes en medio de arengas políticas pedían el fin del gobierno constitucional de de Venezuela.

El día anterior, la oposición criolla, los gobiernos antichavistas y el tinglado de ONG cirncundantes, intentaron sin éxito ingresar a Venezuela un cargamento no autorizado de “ayuda humanitaria”.

En los enfrentamientos entre la Guardia Nacional Bolivariana y los grupos de choque de la derecha –en pleno puente Simón Bolívar- uno de los camiones fue incendiado junto con su carga. Posterior a la quema se pudo determinar que el hecho fue cometido por la propia gente de la oposición.

Marzo

Ese mes empezaron los apagones. El día siete se interrumpió la electricidad en toda Venezuela (en algunos estados hubo hasta 5 días de corte). El 25, otra interrupción eléctrica volvió a dejar el país a oscuras –aunque el período en tinieblas fue de menos tiempo-.

El gobierno nacional denunció que se trató de un sabotaje efectuado por la derecha opositora.

Por otro lado, una misma noticia trajo expectativas distintas para chavistas y opositores: la vicepresidenta de la Nación, Delcy Rodríguez, anunció que Nicolás Maduro le solicitó que todo su gabinete ejecutivo pusiera su cargo a la orden.

Unos decían que el problema no son las personalidades sino el “sistema de gobierno”, mientras que los seguidores del gobierno ponían una vez más sus esperanzas en el cambio de rostros del tren ejecutivo.

Al final, muy pocas caras nuevas ingresaron a la cúpula gubernamental.

Abril

El 5 de abril fue un día muy triste para la música popular. “El Indio” Pastor López murió a la edad de 75 años. También ese mes, otra lamentable noticia fue el fallecimiento del reconocido periodista Eleazar Díaz Rangel (87 años).

El 30 de abril en la madrugada, Juan Guaidó anunció el comienzo de la “Operación Libertad” desde la base aérea La Carlota. Se suponía que al viralizarse la foto del “presidente encargado” junto a Leopoldo López –fugado de la cárcel de Ramo Verde) los militares se sumarían a la causa y le darían la espalda a Maduro. Nada de eso pasó.

El gobierno denunció que se intentó un golpe de Estado.

Mayo

Los delegados del chavismo y la oposición aceptaron la propuesta del gobierno de Noruega para iniciar una Mesa de Negociación y Acuerdo, respaldado por la ONU. Se iniciaron los encuentros paralelos sin mucho respaldo en las bases de la oposición.

Junio

Los primeros días del mes se aprobó el cambio de nombre del Estado Vargas por Estado La Guaira y el Banco Central de Venezuela emitió tres nuevos billetes (de 10, 20 y 50 mil bolívares) lo que evidenció que la hiperinflación seguía desbordada.

Julio

Aunque la noticia de que la Asamblea Nacional designó a “la comisión” para elegir a la nueva junta directiva ad hoc del BCV, una paralización en la refinería de Amuay ganó los titulares. Una semana después aún no había podido ser puesta en funcionamiento nuevamente.

Enzo Franchini –presunto asesino de Orlando Figuera, quemado vivo en las guarimbas de 2017- fue detenido en España a solicitud de Venezuela.

El 27 de julio murió uno de los artistas plásticos contemporáneo más reconocidos de Venezuela, el maestro Carlos Cruz-Diez. A los 92 años, fue homenajeado en diversos rincones del mundo.

Agosto

Este mes bisagra fue uno de los más cargados informativamente. A pesar del apoyo irrestricto de Estados Unidos, los seguidores de la oposición venezolana comienzan a sentir como se evapora el fenómeno Guaidó.

La primera semana, el presidente Donal Trump firmó una orden ejecutiva autorizando sanciones a cualquier persona natural o jurídica que brinde “apoyo a Maduro”. El bloqueo económico se hizo decreto imperial.

También el Jefe del Comando Sur, Craig Faller, anunció que estaban preparados para desplegarse y “hacer lo que sea preciso cuando sea necesario”.

Tras las decisiones del gobierno del Norte, el presidente de Venezuela retiró a su delegación de las conversaciones en Barbados y emitió un comunicado diplomático denunciando la agresión económica. A su juicio las sanciones saboteaban dicho mecanismo.

En sintonía con las jugadas de la Casa Blanca, Guaidó lanzó su “Centro de Gobierno”. Sin embargo, las críticas abundan sobre todo por la designación de Leopoldo López como Coordinador General y Julio Borges como comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores.

Seis meses después del show en la frontera empezaron los “refugiados” a exigir que se cumpla con lo prometido. Entre ellos, un grupo de militares protestaron para exigir el pago que autoridades colombianas les habían ofrecido.

Mientras en la arena política el gobierno y la oposición intentaban sumar los mayores apoyos la reconversión monetaria implementada hace un año ya comienza a quedarse corta producto de la hiperinflación incontrolada. El nuevo cono monetario del Bolívar Soberano para la fecha ya había dejado en desuso 5 billetes y dos monedas.

Septiembre

Los opositores decepcionados critican en redes las débiles convocatorias de los actos de Guaidó.

Sin embargo, el presidente paralelo volvió al centro de la atención luego de que se publicaron fotos suyas en compañía de reconocidos miembros de la banda paramilitar Los Rastrojos, en Cúcuta, Colombia.

El Fiscal General, Tarek William Saab, señaló que se abriría una investigación sobre el caso.

Este mes, sorpresivamente el gobierno firmó un acuerdo de diálogo con cuatro partidos opositores minoritarios: Cambiemos, Avanzada Progresista, Soluciones para Venezuela, Movimiento al Socialismo (MAS).

El 24 de septiembre se incorporó el grupo chavista a la Asamblea Nacional -después de que estuvo fuera desde 2016-. El retorno de los rojos responde a un acuerdo alcanzado en la nueva mesa de diálogo instalada con cuatro partidos minoritarios de la oposición no abstencionista.

Ante el anuncio de un plan gubernamental con miras al futuro Censo de Población, se desató una campaña de zozobra por un presunto plan chavista para quedarse con los inmuebles desocupados.

La muerte del concejal opositor, Fernando Albán, detenido y acusado de participar en un plan magnicida tuvo dos versiones: La oficial -del gobierno- asegura que se suicidó mientras permanecía bajo custodia en dependencias policiales. La otra sostiene que Albán fue asesinado.

Por los predios del gobierno, el noveno mes estuvo signado por el aumento del sueldo mínimo y las críticas por su poco impacto en la economía de las trabajadoras y trabajadores.

El mes cerró con el escándalo por la presencia del segundo vicepresidente de la Asamblea nacional, Stalin González, en unos exclusivos asientos en un juego de béisbol de las Grandes Ligas, en Estados Unidos.

Octubre

Desde la Fiscalía se informó que han ingresado 5.157 casos relacionados con extorsión y secuestro. Se han presentado 1.871 imputaciones y 1.026 acusaciones. Unos 600 funcionarios están involucrados directamente.

Mientras tanto -y producto de las negociaciones de la Mesa de Diálogo Nacional con los partidos minoritarios- se liberó a 24 opositores.

Noviembre

El 25 Maduro alborotó el avispero cuando verbalizó la postura del Ejecutivo sobre la dolarización. Ahora que el líder del PSUV aprueba públicamente la dolarización de las transacciones cotidianas parte del discurso original del chavismo queda en evidente contradicción.

Después de pedir protección en España y ante la inminente extradición a EE.UU. , “El Pollo” Carvajal – General y ex alto funcionario de inteligencia venezolano- se escapó de su casa en Madrid. La justicia gringa lo reclama por haber presuntamente haber colaborado con las FARC para introducir cocaína al país del Norte.

Diciembre

A mediados del último mes de 2019, la Asamblea Nacional Constituyente allanó la inmunidad de 4 parlamentarios: Jorge Millán (PJ), Hernán Alemán (AD), Carlos Lozano (Camina) y Luis Stefanelli (VP).

Con este nuevo lote suman 28 los diputados a quienes el TSJ y la ANC han allanado su inmunidad en Venezuela.

¿Qué nos depara el 2020?

El año que se viene será bisiesto y ya fue designado como el año de la Rata (de acuerdo al horóscopo chino) y año internacional de la enfermera y la matrona, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

En Venezuela, aunque el bloqueo financiero, la cuestionada legitimidad del gobierno, el concierto Aid Live Venezuela, los apagones eléctricos, la fuga de Leopoldo López y los presuntos nexos de la oposición con el paramilitarismo colombiano parecen no dejar espacio para nuevas sorpresas el año que viene… seguramente, nuestra capacidad de asombro llegará a nuevos límites.

¡O es que acaso alguien vio venir que en 2019 habría dos “presidentes”!

Por Edgard Ramírez /Supuesto Negado