EE.UU. le pone millones en la mano al autoproclamado Guaidó

Guaidó

Guaidó está buchón. Nunca en su vida el autoproclamado presidente encargado, y además presidente del parlamento (aunque eso también viole la Constitución), había visto tanto real junto. Veinte millones de dólares le ofreció Mike Pompeo a nombre del Gobierno de Estados Unidos para sobrellevar la “crisis humanitaria” que ellos también proclamaron (y auspiciaron) contra Venezuela.

El cuento completo dice que “los verdes” llegarán a manos de Guaidó y sus colaboradores “de concretarse su ascenso a la Primera Magistratura”, cosa que aún no ha sucedido oficialmente, a pesar de las enormes presiones que el propio Gobierno de Estados Unidos está ejerciendo desde que decidió sacarse a los ineficientes intermediarios para derrocar al Gobierno venezolano.

Pero esta cantidad, que es una pestaña de mosquito para los yankees, ¿es realmente suficiente para saldar el daño causado por el bloqueo estadounidense contra el país? ¿En cuáles cuentas caerá esa plata? ¿Cómo pretende usarse en la solución de los problemas del pueblo venezolano?

El autoproclamado respondió a todas estas preguntas de manera “transparente”, según aseguró él mismo en su intervención desde la plaza Bolívar de Chacao. 1) No, no es suficiente plata, por ello pedirá ayuda al Fondo Monetario Internacional (Back to the Future), para dirigir su Gobierno temporal. 2) El dinero, al no poder llegar a las cuentas de la nación, se manejará por una comisión delegada para tal fin, nombrada en el seno de la Asamblea Nacional en desacato. 3) Sobre el uso que se le dará al dinero, pidió confianza en el equipo que se encargará de su recepción y distribución. Transparencia absoluta entre financistas y financiados.

Las manos sobre Citgo

“Al que no sabe cualquiera lo engaña, al que no tiene cualquiera lo compra”, dice una muy sabia frase del maestro Simón Rodríguez. Como el amor, el humo y la calvicie, el apetito por el dinero también es muy difícil de ocultar, tal vez por ello uno de los primeros anuncios del autojuramentado fue tomar el control de Citgo, empresa refinadora venezolana en territorio estadounidense.

Guaidó dejó colar entre sus allegados, y ellos a la prensa, que en los próximos días nombrará una nueva junta directiva de Citgo Petroleum, a fin de “aliviar las presiones políticas sobre la compañía”. De ser cierto, y de poder hacerlo, la medida causaría una confrontación interna en la empresa, cosa que no necesita en este momento ya bastante complejo.

GuaidóLa firma S&P Global Platts, que proporciona información sobre el mundo de los productos energéticos, reveló que Guaidó planea aprobar una nueva ley de hidrocarburos “adaptada a los tiempos actuales de producción”, con lo que deja ver una de las razones más importantes por las que Washington se ha empeñado tanto en proclamarlo presidente. La firma también señala que la ley petrolera de Guaidó establecerá “términos fiscales y contractuales flexibles”.

Hasta el momento de publicación de este artículo, aún no se había nombrado ninguna directiva. Al ser consultado sobre el tema en su aparición en tarima desde Chacao, el diputado se limitó a decir que será gente conocedora de la materia.

Salió barato vender a Venezuela

Guaidó confirmó con bombos y platillos que recibiría estos 20 millones de dólares y agradeció al secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo por los favores recibidos. Al enterarse de la noticia, el presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, reflexionó sobre lo “barato” que le salió esta oposición a Estados Unidos. “Salió barato vender a Venezuela por 20 millones de dólares… eso se invirtió en medicinas para el pueblo esta mañana”, sentenció el mandatario nacional.

Agregó el jefe de Estado que ya se empezaron a caer las máscaras y que esos 20 millones nunca llegarán a su destino. “Los Estados Unidos lo único que ofrece es guerra, no esperen esos supuestos 20 millones, ya que no llegarán jamás”, sentenció.

_________________

Por Randolph Borges / Supuesto Negado