¿Por qué los sifrinos se avergüenzan de Venezuela?

Una de las modas que ha traído la “venezolanofobia” es la de los propios venezolanos hablando mal de su país. Últimamente los hay peores. No solo hablan mal del momento que vivimos, sino que reniegan del país, del acento y de sus compatriotas. A decir verdad, no son muchos y, básicamente, son jóvenes de clase media y alta llamados sifrinos para quienes, más allá de una crisis, el problema es el país como tal y se sienten los únicos con derecho a emigrar y viajar. Supuesto Negado recogió  algunas  cosas  que han  venido  saliendo  por  las  redes  los últimos  días:

Entre las principales frases existentes en la red se encuentran también algunas locuciones como: “veo esto y ya no quiero ser venezolano me cambiaré de nacionalidad, me da pena ajena”, “Me da pena ser venezolano, nos rallamos en el mundo gracias a ese imbécil, animal, bastardo”, o “¿Qué quedará para Venezuela hermano? Me avergüenzo de ser venezolano y que nos miren como la escoria más grande del mundo. Da pena pasearse por las calles de Venezuela, las personas en general son basura. No hay principios”.

redes sociales, venezolanos, vergüenza

En relación a las últimas jornadas del Carnet de la Patria un usuario dijo: “¡A veces me da pena ser venezolano! Sigan…. pues se merecen la miseria en la que viven”.

redes sociales, venezolanos, vergüenza

Otros manifiestan inconformidad con la incapacidad política de la MUD: “que lástima y pena me da. Me siento tan mal en este mismo momento de ser venezolano. Porque es para que ya Venezuela estuviéramos en Miraflores”.

También se observan voces de terceros: “Lo de #Venezuela da mucha pena. Ayer me visitó a la casa una amiga venezolana, se me fajó a llorar desde que abrí la puerta. No puedo imaginar lo que debe ser estar lejos de su país y verlo irse a la mierda gracias a la voluntad perversa de un grupo”.

redes sociales, venezolanos, vergüenza

Esto contribuye a la “espectacularización” de la migración, que pretende victimizar a los venezolanos en el exterior como parte de un “éxodo político” a la usanza del cubano, tratando de equiparar ambas experiencias y presentando a Venezuela como una dictadura.

Este fenómeno no parece ser mayoritario ni permear a los sectores populares, por lo que, ¿se podría hablar de que es un show que montan los que se van y los que se quieren ir para ser parte del American Dream?

______________________

Por Manuel Ovalles G. / Supuesto Negado