En menos de tres días precios de los alimentos se volvieron a disparar

Los precios de los alimentos continúan en ascenso. Ya no importa si aumenta el sueldo o no, es casi seguro que a diario los consumidores encuentren los productos en los anaqueles a un monto mayor que el del día anterior.

Esta constante se evidencia en prácticamente todos los rubros, sobre todo en los más perecederos como carne, queso, pollo y legumbres, que en las últimas semanas se han vuelto incomprables para la mayoría de la población.

Mientras tanto, productos como la harina de maíz, arroz, azúcar y pasta, cada semana presentan aumentos de al menos 40 por ciento de su precio.

Este lunes la harina de maíz, que hasta el viernes se podía comprar en 11 mil bolívares en algunos negocios, ahora tiene un costo que puede variar entre los 16 y los 20 mil bolívares.

La carne, que la semana pasada se ofertaba en algunos negocios a 34 mil bolívares, este martes puede adquirirse en los supermercados y carnicerías por encima de Bs. 44 mil el kilo.

El pasado 14 de agosto durante la asamblea anual de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela, Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), que siempre ha estado en polémica con el Gobierno nacional, aseguró que el sector se encontraba a las puertas de una parálisis técnica por falta de insumos para impulsar la producción de carne.

Asimismo, advirtió que el precio de la carne y la leche de bovino seguiría en aumento debido a la reducción de la oferta, ya que en la actualidad el sector apenas tiene menos de la mitad de las cabezas de ganado necesarias para alimentar a la población venezolana. En esas mismas declaraciones, Chacín aseguró que para que la venta de la carne sea rentable para el productor, el consumidor debería pagarla a 3 o 4 dólares el kilo.

Según la cotización de este martes de la divisa norteamericana en las Mesas de Cambio autorizadas por el Ejecutivo Nacional, que se ubica en 16.516,01 bolívares, los venezolanos están pagando cada kilo de ese rubro en 2.66 dólares.

Otros productos cuyos precios solo se pueden ver de lejos

La margarina, un rubro que otrora era de primera necesidad, ahora se ha vuelto un lujo para la mayoría de ciudadanos. Su precio, este martes 27 de agosto, se ubica por encima de los 60 mil bolívares.

 

El queso duro tampoco escapó a esta tendencia, ubicándose el kilo en 44 mil bolívares.

Por su parte, el tomate traspasó la barrera de los 30 mil bolívares y dejó a la población sin posibilidad de preparar guisados y salsas. Las frutas también registraron un incremento en su valor, que puede evidenciarse sobre todo en el cambur que era vendido hasta principios de mes en dos mil 500 bolívares y hoy se consigue en los supermercados a ocho mil 300 Bs.

Consultado por Supuesto Negado sobre la razón de estos aumentos, Héctor Colmenares, dueño de una charcutería ubicada en Quinta Crespo, declaró que los distribuidores ya no venden la mercancía en bolívares sino en divisas, y que cada vez que aumenta ese indicador, también incrementa el precio de los productos que le venden.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado