México rechaza invocación del TIAR y dice que es un peligro para la democracia

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este miércoles que la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) como medida para provocar la salida del presidente Nicolás Maduro del poder, sienta un precedente peligroso para la democracia en América Latina.

En ese sentido, explicó en un comunicado publicado por su Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que invocar un tratado que “intrínsecamente supone la posibilidad del uso de la fuerza, cuando no existe un ataque armado, es contrario a lo establecido en el derecho internacional”.

El Gobierno mexicano también sostuvo en la misiva que resultaría aún más grave que un eventual uso de la fuerza “se pretendiera enmarcar bajo el concepto de legítima defensa, que de ninguna manera puede invocarse como acción preventiva”.

“La vocación pacifista de México se opone rotundamente a la posibilidad del uso de la fuerza militar contemplado en el TIAR y por ello el 6 de septiembre del 2002 México denunció dicho tratado”, señaló el documento.

En el mismo, se reitera que la nación norteamericana condena cualquier decisión que implique el uso de la fuerza y reitera su pleno convencimiento de que “se puede encontrar una solución pacífica, democrática y dialogada a la situación por la que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela”.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado