Congreso español dicta moción de censura a Rajoy por casos de corrupción

El Congreso español votó una moción de censura con la que una mayoría de 180 legisladores aprobó la destitución del presidente Mariano Rajoy. Tras la decisión tomada por el Parlamento, el opositor socialista Pedro Sánchez asume la presidencia de España.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de la mano de Sánchez, presentó una moción de censura contra Rajoy luego de conocerse la sentencia del caso Gürterl, en el que se condenó al Partido Popular (PP) –partido de Rajoy- como partícipe de la trama a título lucrativo, por sobornos de una red de empresas a altos cargos del PP para obtener contratos públicos en distintos puntos del país.

La Constitución española, en su artículo 113, declara la moción de censura como un procedimiento que responde a la ruptura de la relación de confianza entre el gobierno y la Cámara Baja, permitiendo al Congreso de Diputados “exigir la responsabilidad política del Gobierno”. La Carta Magna también refleja las consecuencias de la aprobación de la moción de censura: el cese del gobierno.

Los casos de corrupción que involucran al partido de Rajoy sirvieron de cimientos para la presentación de la moción de censura, donde con el apoyo de la mayoría del Congreso –con la excepción del PP, Ciudadanos, Foro Asturias y UPN-, el líder del PSOE derribó al conservador. La votación concluyó con 180 votos a favor, 169 en contra y una abstención, con cuatro votos más del mínimo requerido.

Minutos antes de que iniciara la votación, Pedro Sánchez se dirigió al Congreso, “se abre un nuevo tiempo en la política española”, expresó, reconociendo que tendrá dificultades en su acción de gobierno y que pese a ello trabajará para “estabilizar socialmente este país” priorizando políticas en favor del medioambiente y de la igualdad entre hombres y mujeres, y reiterando su compromiso con Europa.

Asimismo, el nuevo presidente reiteró su oferta de diálogo al gobierno independentista de Cataluña, “este gobierno quiere que Cataluña esté en España, y escuchará a Cataluña”, declaró el socialista. 

Este sábado Sánchez prometerá el cargo de presidente del gobierno español ante el Rey Felipe VI, sin embargo, hay quienes le auguran un difícil gobierno, pues, solo cuenta con 84 diputados. Mariano Rajoy le indicó al socialista que tuvo muchas dificultades para gobernar con 137 diputados, mientras que fuentes de Podemos aseguran que “con 84 diputados no se puede gobernar”, por lo que este será uno de los grandes retos a afrontar.

¿Qué dice la oposición de Sánchez?

El diputado de Foro Asturias, Isidro Manuel Martínez Oblanca, mostró su preocupación por el triunfo de la moción de censura que convierte en presidente a Pedro Sánchez, Martínez Oblanca cree que esta decisión sume a España en “momentos de incertidumbre”.

Por su parte, el ahora expresidente, Mariano Rajoy, reconoció que “la soberanía popular” lo ha desalojado de La Moncloa, deseando suerte al nuevo presidente asegurando “dejo España mejor que cuando la encontré” y retando a Sánchez añadió “espero que usted pueda decir lo mismo”.

Finalmente, Rafael Hernando, portavoz del PP acusó a Sánchez de tener ansia por gobernar, de hacerlo sin ganar unas elecciones y de aceptar los votos de “terroristas”.

______________________

Por Yonaski Moreno / Supuesto Negado