Movida de mata en el FAES aviva rumores sobre relación del organismo con golpe de Guaidó

FAES

La destitución de Rafael Bastardo como director de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES), así como la asunción en el cargo de José Miguel Domínguez, han desatado una ola de rumores en redes sociales, medios de comunicación y analistas sobre la participación de funcionarios de este órgano de seguridad en el fallido golpe de Estado del 30 de abril.

Según varios medios digitales, en los pasillos de las oficinas del FAES se asegura que el cambio está relacionado con la falta de lealtad de Bastardo al Gobierno de Nicolás Maduro.

Sin citar fuente, en Twitter señalan que la versión oficial de la salida de Bastardo es que se va a hacer un “curso en el extranjero”, sin embargo, ni él ni sus superiores han dado declaraciones sobre el tema.

Quizá para disipar rumores, este lunes 6 de abril, luego del cambio de director, el ministro para Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, dio a conocer que sostuvo un encuentro con funcionarios del FAES y ratificó la firmeza del organismo con la Revolución Bolivariana.

“Nos hemos reunido con los funcionarios de nuestras Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB en un encuentro donde se ha ratificado el compromiso y la lealtad de este grupo de servidores altamente capacitados para la preservación de la paz y defensa de la patria”, expresó Reverol a través de su cuenta en la red Twitter.

Con la remoción, Bastardo asume la misma suerte de Manuel Christopher Figueroa, quien era director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y de Carlos Pérez Ampueda, que se desempeñaba como director de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Presuntamente, ambos fueron destituidos de sus cargos por estar relacionados con los sucesos del 30 de abril.

Sin embargo, Pérez Ampueda, luego de ser removido, fue ascendido a general de división de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y su labor al frente de la PNB fue reconocida públicamente por Reverol. En el caso de Christopher Figueroa, también recibió beneficios, pero por parte del Gobierno de EE.UU., que le levantó las sanciones que le había impuesto meses atrás. Según el propio Mike Pence, se tomó la medida porque el exdirector del Sebin se puso del lado de Guaidó.

En cuanto a Bastardo, un trabajo publicado por la periodista Sebastiana Barráez en el portal Infobae en el que supuestamente se plasman las declaraciones de dos de los militares implicados con los hechos del Distribuidor Altamira, asegura que el hoy exdirector del FAES era uno de los altos funcionarios que estaban en conocimiento de la acción y que era leal a Guaidó.

Los voceros de esa entrevista, cuyos nombres no se revelan, achacan a eso la movida de mata en el FAES.

Bastardo, quien entre otras acciones dirigió en enero de 2018 la operación Gedeón en la que resultó abatido Óscar Pérez en El Junquito, fue uno de los sancionados por la administración de Donald Trump el pasado mes de febrero por supuestas violaciones a los derechos humanos. Faltará ver si al igual que pasó con Christopher Figueroa, la administración de Trump le levanta las medidas.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado