AVANZA LA CAMPAÑA Y NO HAY RECONCILIACIÓN ENTRE LA MUD Y FALCÓN

elecciones presidenciales, MUD, Henri Falcón, Maria Cprina, Avanzada Progresista, AD, Copei, Primero Justicia, expulsión candidatura

Desde que Henri Falcón decidió medirse en la contienda electoral del próximo 20 de mayo para elegir al próximo Presidente de la República, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) le declaró la guerra al jefe de Avanzada Progresista.

El rollo llegó hasta la Organización de Estados Americanos (OEA), cuando Luis Almagro, atendiendo a la enorme preocupación de la MUD, tildara al exgobernador larense de “peón de Maduro”.

¡Pa’ fuera, pa’ la calle!

Cuando se anunció la fecha para la realización de las elecciones estadales el año pasado, la MUD dio más vueltas que un trompo para decidir si participaba o no en la escogencia de los futuros gobernadores.

Al final participaron y Henri Falcón fue el abanderado de la coalición opositora para continuar frente al máximo cargo político del estado Lara.

Sin embargo, Falcón denunció que tanto Voluntad Popular (VP) como Primero Justicia (PJ) jugaron en su contra para favorecer la llegada de la Almiranta. Aceptó su derrota y esgrimió una cantidad de posibles causas del revés electoral. También rechazó que un pequeño grupo tomara las decisiones dentro de la MUD.

Más tarde, cuando la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) anunció el adelanto de las elecciones presidenciales para el primer cuatrimestre del 2018, Henri Falcón propuso a la MUD no realizar elecciones internas para escoger al futuro contendor de Nicolás Maduro, sino que fuera por consenso. “Estamos sugiriendo el método del consenso porque unas primarias son apresuradas de acuerdo con la fecha”, sugirió.

Henry Ramos Allup señaló que había tiempo para escoger, vía primarias, un candidato opositor único. Falcón dijo que no era necesario, aunque se postuló a la precandidatura, junto a otros nombres como el de Andrés Velázquez y Claudio Fermín.

Finalmente, Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), VP y PJ anunciaron que, definitivamente, no se contarían en las presidenciales, por ser unas “elecciones fraudulentas”.

Y ahí comenzó la sampablera: Copei y Avanzada Progresista se deslindaron de esa decisión y dijeron “sí vamos”. “La abstención la están llamando las élites”, apuntó Pedro Pablo Fernández.

Los cuatro partidos que rechazaron participar en los comicios, hacen llamados ilegales y permanentes a no votar, y crean el Frente Amplio Venezuela Libre, que agrupa a partidos opositores, familiares de las víctimas de las guarimbas de 2017 y “chavistas” que se oponen a Nicolás Maduro.

El expsuv lanzó su candidatura y la mismísima MUD lo expulsó a él y a su Partido del grupo conservador calificándolos de “traidores”.

A comienzo de mayo, PJ también desterró de sus filas al diputado José España por manifestar su apoyo a Falcón.

Enrique Márquez, del partido UNT, anunció que sí votaría el 20M y fue suspendido. “La tolda azul se mantiene firme con las decisiones de la Unidad Democrática en no participar en un proceso electoral que no brinda las condiciones para que el pueblo elija libremente”, explicaron a través de un comunicado.

Márquez rechazó esta decisión: “¿Es democracia expulsar a alguien porque quiere votar, porque quiere ejercer el derecho democrático que le da la Constitución al pueblo venezolano para opinar? Me parece que no es democrático”, expresó.

Voluntad Popular llamó “mentiroso” al Presidente de Avanzada Progresista. “Es usted Henri Falcón quien minuto a minuto engaña y le miente al pueblo al ofrecer irresponsablemente un triunfo que con el actual sistema electoral controlado por Maduro es imposible”, aseveró el grupo político a través de una serie de tuits.

https://twitter.com/VoluntadPopular/status/993494301874237440

Pero el exgobernador no solo fue victima del “bullying” por parte de sus colegas, sino también de periodistas y analistas políticos:

___________________

Por Aimeg García / Supuesto Negado