OPOSITORES QUE RECHAZAN LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA VIVEN SOMETIDOS Y CAYAPEADOS EN LAS REDES

intervención venezuela

“Cobarde, colaboracionista, infiltrado, enchufado, maldito”. En ese tono vienen los comentarios que generan aquellos dirigentes políticos y mediáticos de la oposición que osan cuestionar la idea de una intervención militar extranjera en Venezuela.

El sector radicalizado de la antirrevolución, que domina las redes sociales con la intolerancia como estandarte, se encarga de darle su pela a cualquiera que discrepe de la tan anunciada y denunciada invasión.

En las últimas semanas ha habido varias víctimas de esta modalidad de linchamiento digital. Uno de los zurrados fue el ex-secretario general de Copei, ex-candidato presidencial y alto dirigente socialcristiano, Eduardo Fernández.

El veterano político, quien compitió contra Carlos Andrés Pérez en las elecciones presidenciales de 1988, reflexionó sobre los irresponsables llamados a la acción armada contra el gobierno de Nicolás Maduro. Lanzó una pregunta en su cuenta Twitter: “¿Alguien se ha puesto a pensar en cuántos muertos habrá si se desatada una intervención militar?”. De inmediato se desató una plomazón, pero de los guerreros del teclado, en su contra.

Muchos de los ataques recibidos provinieron de las típicas cuentas anónimas que no se sabe si son de individualidades o de grupos, pero también le respondieron airadamente algunas figuras de cierto renombre. Lo que quedó claro es que ninguno de ellos espera estar en la línea de fuego cuando se produzca la acción militar. Tal vez sea por eso que parecen estar convencidos de que los muertos que pueda haber no importan tanto.

Obligados a hacer malabares

Algunos personajes opositores están perfectamente conscientes del riesgo que implica ser pacifista en un ambiente dominado por los belicosos. De modo que dan sus declaraciones haciendo malabares, intentando que parezca que hasta la eventual invasión sería una maniobra del gobierno para atornillarse.

Una clase magistral de malabarismo la dio el ex-rector opositor del Consejo Nacional Electoral, Vicente Díaz, quien comenzó diciendo que “tenemos el peor gobierno del planeta, pero eso no se puede solucionar con más tragedia”. A su juicio, “una invasión le sirve a todo el mundo menos a los venezolanos. Le sirve al gobierno porque genera cohesión a lo interno, pero no es una solución para la crisis de la nación”.

Díaz comparó una posible intervención armada de Estados Unidos en Venezuela con la guerra de las Malvinas, porque la dictadura argentina buscó ese conflicto para fortalecerse en el poder “pero terminaron con una cantidad enorme de muertes”. Continuando con esa comparación, señaló que el gobierno pretende “generar cohesión interna con el tema de la invasión, algo típico de los regímenes autoritarios”.

A pesar de las precauciones que tomó al pronunciarse sobre el tema, también Díaz “cobró” en las redes sociales dominadas por los invasionistas. Le propinaron una variada gama de insultos, y dijeron que esas posiciones blandengues explican por qué “las cuatro doñas” del Consejo Nacional Electoral lo tuvieron siempre sometido.

Falcón advierte sobre el caos total

El ex-candidato presidencial, Henri Falcón, también se ha pronunciado contra la intervención extranjera advirtiendo que traerá el caos total del país.

Experimentado ya en ir contra la corriente radical que parece dominar al movimiento opositor, Falcón ha dicho que la salida al problema de Venezuela tiene que ser democrática y dada por los mismos venezolanos.

El ex-gobernador de Lara expresó que la propuesta de invasión que aplauden algunos opositores derivará en opciones como un golpe de Estado o una guerra civil, que no solucionará ningún problema nacional, sino que los agudizará todos.

“La solución no puede ser pasional. Eso generará más tragedia y desarticulación del Estado. Iríamos al caos estructural”, expresó Falcón en un programa televisivo, antes de recibir también su andanada de improperios, en especial por parte de quienes lo consideran un agente colaboracionista del gobierno, tras su participación en las elecciones del 20 de mayo.

Vladimir Villegas a favor de la racionalidad

También algunas figuras mediáticas se han atrevido a enfrentar a quienes claman a través de los medios digitales por una invasión multinacional encabezada por EE.UU. El periodista Vladimir Villegas, por ejemplo, expresó que quienes plantean soluciones violentas no han medido las consecuencias que ellas traen.

“Ojalá termine por prevalecer la racionalidad, tanto en el gobierno como en los sectores extremos de la oposición y vayamos a un proceso donde encontremos soluciones no sangrientas para Venezuela, que es lo deseamos la mayoría”, dijo el periodista, quien también está acostumbrado ya a recibir ataques de esos grupos que menciona en su declaración.

_____________________

Por Clodovaldo Hernández / Supuesto Negado