OPOSITORES CONSIGUEN TIEMPO ENTRE SUS PELEAS PARA CRITICAR MEDIDAS ECONÓMICAS

Medidas

El Programa de Recuperación Económica encontró a la oposición en uno de sus peores momentos. Los dirigentes de las diferentes facciones antigubernamentales están enfrascados en pugnas intestinas que no les dejan mucho margen para desplegar un combate efectivo sobre el plan que puso en marcha el Ejecutivo.

Superando sus desacuerdos, al menos en un plano declarativo, los líderes optaron por darle al chavismo algo de su propia medicina, al hablar del programa económico como un “paquete de medidas hambreadoras del pueblo”.

Ese fue el tono del acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional a propósito del tema, un texto en el que destaca la constante referencia al gobierno como ilegítimo. Significativamente, el acuerdo se aprobó durante una sesión de la Cámara en la que la pugna entre los diputados opositores fue una especie de mar de fondo.

Individualmente, como ya se ha vuelto la norma, los políticos expresaron sus reacciones por las redes sociales.

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, con su sello característico, escribió en Twitter: “El régimen con su maquinita del BCV continuará imprimiendo moneda basura para acrecentar hiperinflación y emitiendo petros inútiles que no sirven para importar nada de lo que necesita el pueblo venezolano para sobrevivir”.

También dijo que el  “régimen se aferra al poder y se niega a aceptar q después d 20 años d planes fracasados y medidas d represión el chavomadurismo hundió al país en un espantoso caos de ruina, miseria y diáspora. Quieren mantener el poder aunque sea en un cementerio”.

Henrique Capriles Radonski, por su parte, se dedicó a ironizar sobre los anuncios de Maduro. “Según el régimen no habían recursos para ajustar el ingreso de los trabajadores y ahora anuncian que el salario mínimo pasa de 5.200.000 a 180 millones!!! Y dicen que 1 $ equivale a 6 millones! Campeones mundiales en desastre económico! Maduro premio nobel de Economía!”.

Igual que los analistas económicos que compiten por la influencia en redes sociales, los líderes políticos opositores se dedicaron a profetizar el fracaso del programa. Capriles Radonski lo expresó así: “El lunes arranca un cono monetario muerto ¿En cuánto tiempo creen que con el nuevo cono volveremos a necesitar montañas de dinero para comprar un pollo o unas zanahorias? El país exige medidas contra la hiperinflación ¡Nada de lo que anunció el Sr. Maduro!”.

María Corina Machado, como es habitual en ella, mostró un discurso más virulento, teñido de anticomunismo y con un llamado a la acción. “NO SON ‘medidas económicas’ Estamos presenciando el zarpazo del comunismo mafioso, q pretende liquidarnos No se trata d sacar un individuo; es a todo un sistema d mafias Vamos a sacarlos con la FUERZA FUERZA popular,institucional, internacional. FUERZA física,moral,espiritual”.

Machado también ha enviado mensajes criticando al gobierno por la detención de empresarios y gerentes de comercios, y advirtiendo que el programa económico está causando ya cierre de unidades de producción. “En estas horas me llaman decenas d amigos d todo el país, desconsolados porque sus empresas están cerrando y pierden sus empleos. También, muchos pequeños y medianos empresarios q sienten q ya no pueden mantener sus negocios abiertos. Éste era el objetivo d ‘los anuncios’ d Maduro”.

Mientras tanto, Andrés Velásquez parece haber encontrado un nicho para relanzar su liderazgo en el seno de la oposición, al asumir la iniciativa de una huelga nacional, que tuvo su primer ensayo el martes 21, y en la que él seguirá insistiendo

Velásquez, un antiguo dirigente sindical desvinculado hace tiempo de ese tipo de luchas, se refiere al plan económico como “el paquetazo rojo” y dice que, apenas en su primera semana, ha causado una ola de despidos. “Todas las noticias que me llegan dan cuenta de una botazón de trabajadores en todo el país. Efectos del madurazo…”, escribió en su cuenta Twitter.

_____________________

Por Clodovaldo Hernández / Supuesto Negado