Pese a declaraciones de autoridades crisis eléctrica en el Zulia no tiene fin

Constantes fallas eléctricas e interminables apagones, continúan marcando la vida de los zulianos, quienes esperanzados por las declaraciones de las autoridades que hace un mes aseguraban que el fin de la crisis estaba cerca, esperan el fin del Plan de Administración de Carga (PAC).

El PAC, que en teoría debía durar 30 días, hace más de cinco meses se ejecuta de forma desorganizada, violando los cronogramas publicados y dejando sin servicio eléctrico a los ciudadanos por períodos que a veces sobrepasan las 20 horas.

No ha servido de nada la instalación de un cable sublacustre en el lago de Maracaibo que debía haber aportado 230 kilovatios al sistema de generación eléctrica local, tampoco la compra de cientos de miles de plantas eléctricas que funcionan con combustible, un rubro que actualmente se raciona en la entidad.

Los negocios continúan bajando sus santamarías y los zulianos durmiendo en sus patios, víctimas del inclemente calor por el cual es reconocida la entidad.

Hace tres semana el gobernador, Omar Prieto, aseguró que Zulia estaría próximo a superar la coyuntura, sin embargo sus declaraciones parecieran carecer de rigurosidad debido al evidente recrudecimiento de la crisis que se ha traducido en más cortes eléctricos.

Este domingo, el ministro para la Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Freddy Brito, supervisó los trabajos que se están realizando en la planta Termozulia, a la que le están rehabilitando tres de sus unidades de generación que vendrían a reforzar los limites de transmisión de electricidad desde la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar.

Durante el recorrido, Brito no explicó cuántos megavatios aportará esta termoeléctrica al sistema regional, ni la fecha estimada de culminación de los trabajos.

Aunque la situación de la entidad empeoró después de los apagones ocurridos en el mes de marzo, el estado Zulia viene atravesando una dura crisis eléctrica desde el año 2017, una realidad que sus pobladores califican de insostenible.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado