En Brasil la polarización política 2.0 es planteada y controlada por la ultraderecha

elecciones brasil
La victoria de la ultraderecha en la segunda vuelta de las elecciones en Brasil parece estar cantada. Las dos últimas encuestas dan a Jair Bolsonaro como ganador el próximo 28 de octubre.
La consulta del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística, (Ibope) del 15 de octubre, daba a Bolsonaro el 59% de la intención de voto, y a su rival, el izquierdista Fernando Haddad del PT, el 41%.
La encuesta de la consultora Datafolha, del 10 de octubre, daba a Bolsonaro el 58% y a Haddad el 42%. En ambas, la ultraderecha gana por más del 15%.
La ventaja de Bolsonaro tiene lugar en un escenario de polarización política que el ex-capitan del Ejército ha sabido aprovechar.
Expertos aseguran que su manera de comunicarse ha sido un factor decisivo:
“Articula un discurso que quiere oír una sociedad harta de la corrupción de los políticos de todos los partidos… y también inconforme ante la caída de sus condiciones de vida”. Opina Rubén Aguilar, analista del portal animalpolitico.com.
elecciones brasil
Si Bolsonaro se presenta como un candidato antisistema, Haddad, quien es presidente del Partido de los Trabajadores (PT) de Luis Ignacio Lula Da Silva, contaría con la desventaja de ser visto como parte de la élite política.
También se ha llamado la atención sobre un rasgo particular de la campaña de Bolsonaro. Desde el atentado en su contra, ha hecho la campaña desde su casa, evitando las apariciones públicas y valiéndose, en gran medida, de las redes sociales.
Haddad ha acusado a Bolsonaro de ser el artífice de una campaña sucia en su contra. El Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSEB) aceptó investigar a varias empresas que habrían pagado el envío ilegal de miles de mensajes por WhatsApp para favorecer a Bolsonaro.
El TSEP también ordenó la eliminación de 38 páginas de usuarios de Facebook que ofrecían información falsa sobre Haddad, y su candidata a la Vicepresidencia, Manuela D’Ávila.
elecciones brasil
Pero el uso de la red que hace el ultraderechista Bolsonaro no se limita a los fakes news y la desinformación. Expertos aseguran que es el medio del que se sirve para aprovecharse de una polarización que él mismo ha creado.
Las redes sociales han sido uno de los medios principales mediante los cuales el candidato difunde, a modo de consignas, mensajes xenófobos, racistas y clasistas e ideas conservadoras vinculadas a la nostalgia por la dictadura.
Por su parte, la izquierda se encontraría atrapada en una campaña que se basa en la presunción de que las consignas de Bolsonaro, por ser claramente fascistas, serán automáticamente rechazadas.
Pero la ventaja de Bolsonaro también se debe a la creación de alianzas con factores decisivos. En particular su relación con las comunidades evangélicas, quienes representan cerca de un 20% del padrón electoral.
La campaña del candidato de la ultraderecha brasileña puede resumirse en el siguiendo gesto:
Durante la primera vuelta rehusó participar en el debate con los otros candidatos televisado por la poderosa Red Globo, puso como excusa su convalecencia por el atentado. Paso seguido ofreció una larga entrevista en la TV Record del pastor, Edir Macedo, dueño de la Iglesia Universal del Reino de Dios.

_____________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado