Presionado, Guaidó reconoció hechos de corrupción de su partido

Presionado por los medios de información internacionales y por el mismísimo secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien le exigió que se investigara la malversación de fondos, Juan Guaidó, diputado de la Asamblea Nacional, ofreció una rueda de prensa para asumir que sí se produjeron hechos sospechosos durante febrero y marzo de este año en Cúcuta, zona colombiana fronteriza con Venezuela, centro de llegada de la “ayuda humanitaria” que pidiera la oposición.

A través de la red social Twitter, Guaidó pidió a la Fiscalía de Colombia que inicie una investigación, así como a la sociedad civil, a la Asamblea Nacional y a todas las instituciones que así lo crean conveniente. También dijo que iba a iniciar el proceso para nombrar a un “contralor especial” para este caso.

Guaidó, junto con integrantes de su partido, Voluntad Popular, crearon a principio de año una Organización No Gubernamental (ONG) para solicitar y canalizar los recursos para la “ayuda humanitaria”. Realizaron un concierto en la frontera para también reunir dinero.

Voluntad Popular, posteriormente, comenzó a desviar 800 millones de dólares depositados en bancos norteamericanos o a otros continentes a cuentas personales. Mediante la ONG creada, 700 mil dólares diarios, desde el 23 de febrero, eran destinados a la contratación de “sicarios de Guatemala y El Salvador, y para la manutención de militares desertores (hoteles, comida)”, denunció el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Se llegaron a mantener, con recursos de Venezuela, a más de 1.400 personas, informó también Rodríguez. Los recursos para el pago de los funcionarios desertores eran dados por Roberto Marrero (exsecretario de la AN) a una señora de nombre Rossana Barrera, denunció el titular de Comunicación.

Posteriormente, se cortó la transferencia de recursos a los funcionarios desertores, quienes comenzaron a denunciar a la oposición de abandono. Los recursos eran manejados únicamente por el partido opositor Voluntad Popular.

También fueron gastados, el 22 de febrero solamente, 800 mil dólares en el alquiler de aviones en Cúcuta, según el diario británico The Times. Por otra parte, los reportes de gastos a Caracas “por más de 47.000 dólares” incluyen dinero para el pago de los hoteles Cinera, Cinema Cúcuta, Hampton, Sterling y Zaraya, “divididos entre el Gobierno colombiano y Acnur”, informó The Times.

Se encontraron reportes de gastos de “más de 3.000.000 de pesos” por noche, “invertidos parcialmente en discotecas”, de acuerdo con el medio de comunicación citado.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado