PROPUESTA CANDENTE DE ADRIANZA: TIPIFICAR LA CORRUPCIÓN COMO TRAICIÓN A LA PATRIA

La Asamblea Nacional Constituyente debe poner la lupa en el actual artículo 113 de la Constitución Nacional para no solo reforzar el concepto que prohíbe los monopolios, sino para ampliarlo.La aseveración corresponde al profesor universitario y analista económico Vladimir Adrianza, quien reitera que los constituyentes “lo primero que tienen que desarrollar es la parte de la prohibición de oligopolios. Polar es dueño de otras empresas, y con testaferros es un oligopolio que controla el 60% de la distribución de alimentos y se ha apropiado de la asignación de divisas”.

“Son perniciosos para el desarrollo de otros sectores del país”, alarga Adrianza.

La alimentación del venezolano no puede estar en manos de ningún oligopolio, debe ser el esfuerzo de la mayor cantidad de productores posibles, para que nadie tenga el control del mercado.

Adrianza también cree que los asambleístas deben enfocarse en procurar una estabilidad del cambio y frenar el contrabando de extracción de gasolina, dos temas que dice están imbricados y que perturban a la economía nacional.

Para lograr estabilizar el cambio hay que meterle el ojo al precio de la gasolina: estimula el contrabando, y las mafias colombianas devalúan nuestra moneda.

Sostiene que es indispensable adaptar los precios de gasolina, incluso con tarifas internacionales pero empleando un mecanismo de compensación para el consumidor nacional.

Tiene que ser un precio que sea capaz de cubrir costos de producción y no estimule contrabando de extracción. Lo que sucede en la frontera es una aberración.

El analista argumenta que Venezuela debe monetizar sus reservas de petróleo y oro, y sujetarse a modelos internacionales con las monedas del yen, el yuan, el euro y el dólar.

Otro punto que Adrianza evalúa como prioridad para la Asamblea Nacional Constituyente es el reforzamiento del Estado venezolano.

De Venezuela sale cualquier cantidad de mercadería y el Estado se mantiene postrado. Tiene que haber leyes duras que penen el contrabando. Es un delito contra la Nación y la gente lo ha relacionado al término de bachaqueo.

Lo anterior lo lleva inevitablemente a otro aspecto central, la corrupción:

No podemos convertir a Venezuela en un Estado minero, tiene que desarrollar el sector secundario: la industria, para lo cual se requiere un Estado fuerte que imponga la reglas de juego para combatir la corrupción.

De hecho, Adrianza propone que la Asamblea Nacional Constituyente establezca que la corrupción sea definida como un delito de Estado, es decir, tipificado como traición a la patria.

Más allá de la Asamblea Constituyente, Adrianza cree que Venezuela debe jerarquizar la producción de medicina, para lo cual propone encarar este tema lo más inteligente posible, para producir y tener un menor grado de dependencia con un mayor grado de investigación.

En tal sentido, sentencia que a este posible se oponen las universidades, a las cuales acusa de estar divorciadas de cualquier plan de desarrollo del país, cualquiera sea el gobierno.

Justamente ofrece otra propuesta a la Asamblea Nacional Constituyente para que se debata sobre la verdadera conveniencia de un modelo de autonomía.

En manos de autoridades como Cecilia García es una espada de Damocles en contra del venezolano. No puede ser para lo que siempre ha sido: para que los egresados vayan a trasnacionales.

¿Qué debe hacerse en la Asamblea Nacional Constituyente con la usura y la especulación?

Son producto de que no hay actuación de parte del Estado-, esgrime Adrianza, quien cuestiona que cuando es llevado preso al día siguiente es liberado.

Critica también que los comerciantes crean condiciones para generar la escasez y el Estado no actúa ante ella. “Se produce la anarquía”.

Presos por corrupción como tal no hemos tenido-, resume Adrianza sobre la lenidad que piensa ha reinado con el tema de la corrupción.

Por todo ello el analista reitera la necesidad de que el Estado se haga fuerte para poder aplicar las leyes con rigor, lo que supone que los constituyentes deban dotar al Estado de las herramientas que lo hagan fuerte.

Tiene que haber mecanismos expeditos para que la condena sea inmediata y efectiva. La constituyente debe enfrentarlo en el cortísimo plazo.

A lo largo de su exposición, Adrianza vincula el hecho económico actual del modelo implantado hace 100 años. “Un Estado fuerte pasa por participación del poder popular”.

La clase económica de Venezuela está supeditada al modelo de dependencia de Estados Unidos.

¿La economía debe ser nacionalizada?

No. Veo que hay participación del sector privado.

Como resumen de su planteamiento, Adrianza apunta que la solución a los problemas económicos pasa por evaluar el modelo que “hemos tenido para a  partir de la Constituyente crear las reformas y desarrollar una Venezuela productiva”.

_______________________

Por Douglas Bolívar / Supuesto Negado