Vuelven propuestas culturales gubernamentales a pesar de la crisis

Culturales

El plan de recuperación económica lanzado por el Gobierno nacional está por cumplir 90 días coincidiendo con la celebración de las fiestas decembrinas.

La cuarta edición del Suena Caracas y la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven 2018) son algunas de las iniciativas que, a decir de los representantes gubernamentales, vienen a celebrar diciembre brindando un espacio de encuentro y entretenimiento para los venezolanos.

No obstante, aunque ambas actividades se presentan en formatos renovados y adaptados a la situación presente, han recibido críticas por tener lugar en medio de una difícil situación económica.

En general, las críticas que ha recibido la política gubernamental de apoyar y promocionar eventos vinculados a la cultura y el entretenimiento se resumen en la idea “Pan y circo” e incluso se ha llegado a hablar de “Circo sin pan”.

Las críticas al evento musical han sido más duras y a decir verdad no han tenido tanto por objeto al festival en sí mismo, como a la gestión de la Alcaldesa, Erika Farías con relación a los servicios y en particular a la recolección de basura.

Sus respuestas frente a las críticas, un tanto fuera de tono, provocaron incluso una campaña por las redes sociales.

Por su parte el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, respondió a una periodista de Venevisión que lo interpeló durante la rueda de prensa de lanzamiento de la Filven, por la realización del evento en un momento de crisis con una cita del discurso de García Lorca, “Medio pan y un libro”.

“No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan, sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan”.

En esta ocasión la Filven se está realizando en la Plaza Bolívar y sus alrededores en que lo que ha sido reivindicado como una toma simbólica del centro de la ciudad con un claro significado político.

Además, la Feria del libro, que se celebraba tradicionalmente en los espacios del Teatro Teresa Carreño, se realiza en homenaje a los 200 años de El Correo del Orinoco.

En su mayoría los expositores son entes y fundaciones públicas, editoriales alternativas y artesanales y libreros de libros usados.

En la edición de este año el Ministerio de Cultura se anota un punto ya que se activó la impresión de libros y la Feria cuenta con más de 80 títulos en papel, entre reediciones, reimpresiones y otras novedades.

Por otra parte, la nueva ubicación del evento permite una activación comercial del centro de Caracas que a la vez se nutre de la actividad natural de la zona, tal como afirman sus defensores. Además, integra las plataformas del Ministerio de Cultura con lo cual se pueden encontrar actividades en diversos géneros como cine, teatro y música.

La programación del evento está disponible en la página web del Cenal.

Por su parte el Suena Caracas de este año se viene con una organización más popular y centrada en la toma del espacio de la Ciudad Metropolitana y se desarrollará en tres etapas:

Comenzará en el Eje Comunitario, del 1° al 15 de noviembre y tendrá lugar en comunidades, barrios, plazas y parques; seguirá del 16 al 24 noviembre en el Eje Comunal, compuesto por ocho núcleos comunales y culminará del 29 de noviembre al 2 de diciembre en el Eje Ciudad.

Con este diseño el festival tendrá presencia en comunidades y comunas, un total de ciento cuarenta espacios, distribuidos en cincuenta y nueve urbanismos, cuarenta y seis escuelas y barrios, treinta y dos liceos, plazas y parques, donde además de disfrutar de conciertos los asistentes podrán participar en talleres sobre música y otras actividades. La programación puede conseguirse aquí.

Este año el evento melómano no contará con participación de agrupaciones internacionales.

Más allá de la crítica basada en la oposición entre las necesidades básicas (el pan) y las espirituales o mejor dicho afectivas (el circo y el libro), algunos observadores opinan que los eventos patrocinados por el Gobierno serán exitosos en la medida en que sirvan a la formación de una industria cultural que sirva, a su vez, a la recuperación económica.

Pero los festivales y actividades musicales que animan el diciembre venezolano no se reducen a aquellos directamente organizados por el Gobierno.

En una lógica más cónsona con la sustentabilidad y la formación de una industria cultural, tiene lugar desde el 15 hasta el 18 de noviembre la octava edición del Festival Otro Beta “Amor 2018”.

El evento musical es organizado por Tiuna el Fuerte, Otro Beta y La Iguana en alianza con pequeños productores y colectivos. Cuenta con el patrocinio del Banco de Venezuela.

Se desarrollará en varías locaciones del estado Aragua y contará con la participación de más de 20 bandas en varios géneros como reggae, trap, rock, reggatón, etc.

El calendario del festival está disponible en la cuenta de twitter @otro_beta.

________________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado