Qué se sabe de la “Unidad para Asuntos de Venezuela” que montó EE.UU. en Bogotá

La “Unidad para Asuntos de Venezuela” (VAU), que Estados Unidos instaló en su embajada en Bogotá, funciona como una suerte de espacio para trabajar los planes políticos de Washington para Caracas, que pasan por un cambio forzoso de Gobierno y la cooperación con la oposición.

“La VAU continúa la misión de Estados Unidos ante el Gobierno legítimo de Venezuela y el pueblo venezolano (…) continuará trabajando por la restauración de la democracia y el orden constitucional en ese país”, dijo en un comunicado Mike Pompeo, secretario de Estado.

Y es que la VAU ya había sido anunciada por el Gobierno de Donald Trump en julio pasado.

En esa oportunidad, en carta enviada por el Departamento de Estado al senador de Idaho, Jim Risch, presidente republicano del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la Casa Blanca había detallado que la oficina le permitiría a Estados Unidos “involucrar al grupo más amplio y significativo de actores venezolanos” y “participar en el mayor número de eventos y reuniones para afectar el cambio”.

Washington también agradeció a Colombia que preste su territorio para el funcionamiento de la VAU: “Es una muestra más de su firme compromiso con la democracia y la paz en la región”, escribió Pompeo.

Colombia se ha convertido en una base para los políticos de oposición que han abandonado el país por distintas causas, muchos de ellos con procesos judiciales abiertos u órdenes de captura por la presunción de delitos, y su Gobierno incluso recibió en febrero pasado a militares que desertaron y se unieron a la causa de Juan Guaidó.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado