¿QUIÉN MANDA EN LAS REDES?

Rocy Albarrán, investigadora y experta en redes sociales, devela lo que el Gobierno no sabe de la estrategia opositora.


En cuanto a medios de comunicación en general, sabemos que la oposición y los gringos nos llevaban una morena, quizás no en el contenido, pero sí en la cantidad de públicos que han sabido sumar. En los medios digitales está ocurriendo exactamente lo mismo, sólo que de manera más acelerada y temo que nos pueda pasar, desde el chavismo, que apenas cuando nos enteremos que estamos mal, pues ya sea demasiado tarde. Lo peor es que hasta Ramos Allup, María Corina Machado, David Smolanski, entre muchos otros, entendieron rápidamente cómo hacer política desde las redes sociales, sin necesidad de hacer Marketing político, solamente siendo persuasivos a través del humor, el amarillismo, el morbo, entre otros elementos; es por eso que los portales como Ni Tan Tukky, Venezuela dice, Es en serio, Un pelabola más y muchos otros, que superan cada uno el millón de seguidores en Instagram y en Twitter, son tan famosos y tan útiles para hacerle publicidad fácil y estratégicamente dirigida a un público electoral en potencia, que está creciendo cada vez más por las redes sociales.

Desde el Gobierno se debe aprender a usar estas estrategias “Be cool”, “Be personal”, de frases sentimentales, y toda clase de estrategias que usan los políticos de oposición con cuentas en redes sociales donde pasan casi camuflajeada su propaganda política por esos famosos portales para generar afinidad (engagement) con el potencial público de futuros votantes que hay en las redes sociales, a los cuales se les está imponiendo y bombardeando de ideología de odio a su país continuamente.  

En televisión eran las telenovelas y el Miss Venezuela, al parecer Gustavo Cisneros y su combo entendieron más rápidamente la necesidad que tenía el pueblo de ser entretenido al sentarse en su casa frente a su televisor. En los medios digitales, ahora son las páginas de humor, sexo, belleza y fitness, noticias rápidas y fáciles de leer, la política pop o con humor (jamás la simple política), son los nuevos géneros digitales que le dan al público lo que quiere y parece que los entienden.

La oposición lo entendió bastante rápido, basta con ver los números que alcanzan portales de noticias abiertamente opositores, como la Patilla versus los que alcanza el mejor portal digital de noticias del chavismo como es la Iguana.tv, son como 8 o 10 millones mensuales de visitas de diferencia a favor de la patilla en promedio mensual. Esto sin compararlo con portales oficiales como el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información o con la página oficial del presidente Maduro, que no alcanzan el millón de visitas mensuales en promedio.

Mientras se está, desde el Gobierno, peleando por posicionar una etiqueta en twitter, hay millones de jóvenes, votantes en potencia, recibiendo consejos de fitness y belleza, de gente que les dice también por quién votar, porque es más chévere, más bonitos, también diciéndoles que vivir en Miami es lo mejor y lo mierda que es su vida por estar en Venezuela (Caso Sascha Fitness con 2 millones 200 mil seguidores sólo en instagram). Existen los políticos pop que te enseñan lo grandioso que son sus mansiones y cómo deben sobrevivir a este dictatorial Gobierno (Caso Lilian Tintori con 2 millones de seguidores también en instagram).

Ahora, con la Misión Robinson Digital se abre un canal más directo y rápido para que millones de jóvenes de sectores populares tengan acceso a internet, lo que debemos pensar es ¿a quiénes van a seguir cuando estén en instagram, facebook y twitter?, ¿con quiénes buscarán entretenerse, informarse, sentirse representados? Esperemos que cada vez más con portales que aporten a fortalecer la idea de Patria y de amor por ella y no por Ni tan Tukky, La Divaza o Sascha Fitness  

Ojalá!

__________________________

Por Rocy Albarrán / Supuesto Negado