Relator de la ONU ratifica que Assange podría ser torturado en EE.UU.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, podría ser sometido a torturas si es extraditado a Estados Unidos (EE.UU.), afirmó este lunes el relator especial de la ONU sobre la tortura, Nils Melzer, quien en mayo visitó al activista australiano en la prisión de Belmarsh en Londres, conocida como la “Guantánamo de Reino Unido”.

Primero se encontraba en calidad de refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, pero el presidente Lenín Moreno lo entregó a Gran Bretaña, lo que ocasionó ruido y rechazo a nivel mundial.

Después de la revisión, Melzer escribió cartas con sus conclusiones y las envió a las autoridades de EE.UU., Reino Unido, Ecuador y Suecia.

Según sus observaciones, el periodista pasa unas 20 horas diarias en una celda de dos por tres metros. Puede estar entre 30 y 60 minutos en el patio exterior de la cárcel, y durante lo que queda del día se le permite interactuar con otros reclusos.

De acuerdo con la evaluación del relator de la ONU, Assange muestra todas las características de una persona que es sometida a severas situaciones de estrés.

“Assange mostró todos los síntomas típicos de la exposición prolongada y sostenida al estrés psicológico severo, la ansiedad y el sufrimiento mental y emocional relacionados con un ambiente altamente propicio a la depresión y el trauma postraumático”, dijo el vocero de Naciones Unidas.

Melzer instó al Reino Unido y Suecia a no entregar a Assange al sistema de justicia de EE.UU., donde este probablemente será “torturado”, insistió.

El fundador de WikiLeaks fue arrestado en abril de 2019 por la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado