Venezuela quiere picar adelante a sanciones y repatriar su oro

oro

Aunque no se ha hecho oficial, el Banco Central de Venezuela (BCV) podría estar planeando repatriar al país 14 toneladas de oro que se encuentran depositadas en el Banco de Inglaterra. De acuerdo con fuentes cercanas a la institución, esta habría enviado hace dos meses una notificación a la entidad inglesa revelando sus intenciones.

Las gestiones del BCV ocurren en un momento crucial para la nación: la ejecución de un Plan de Recuperación Económica por parte del Gobierno n acional y el recrudecimiento de las sanciones en su contra impulsadas por Estados Unidos y varios países de Europa.

Son precisamente estas sanciones las que probablemente empujaron al Gobierno venezolano a tomar la decisión de regresar el restante de oro que queda en ese país, luego de la repatriación materializada por Hugo Chávez entre los años 2011 y 2012 de 160 toneladas de este recurso.

Recientemente, el asesor de seguridad del gobierno estadounidense, John Bolton, anunció que las nuevas medidas firmadas el 1 de noviembre por esa gestión en contra de Venezuela afectarán sobre todo la exportación del metal precioso. Específicamente, buscan impedir que ciudadanos y empresas del país norteamericano hagan negocios con la nación caribeña que involucren la compra de oro.

Tener las reservas del país en suelo extranjero al momento de la ejecución de estas sanciones podría significar el congelamiento de esos activos, como ocurrió en su momento con Libia, lo que afectaría gravemente la situación económica del país que ya se encuentra bastante deteriorada por el bloqueo impuesto desde 2015 por Estados Unidos.

La movilización del oro también tendría repercusiones en la situación financiera mundial, ante los malos augurios por el déficit presupuestario de Estados Unidos –que para 2018 se sitúa en un 14 por ciento– y las deudas soberanas de países como España e Italia. También podría ocasionar un encarecimiento del metal.

De las reservas internacionales de Venezuela, que son ocho mil 760 millones de dólares, dos tercios están en barras de oro, lo que representa 151 toneladas, según datos recientes del BCV. Hace cuatro años esos fondos equivalían a unas 360 toneladas.

Las mismas fuentes que revelaron la intención de Venezuela de repatriar su oro, y que fueron citadas por la agencia de noticia Reuters, aseguraron que el traslado del metal se ha retrasado porque el BCV aún no define cómo se realizará el traslado y cómo asegurará los lingotes, un paso indispensable para concretar la operación.

Hasta el momento, ni el ente venezolano ni el Banco de Inglaterra han confirmado esta información.

_______________________

Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado