Retrocede acuerdo de paz en Colombia: Márquez vuelve a las armas

Este jueves, un anuncio dado por Iván Márquez, integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), puso en reverso los Acuerdos de Paz firmados en La Habana (Cuba), entre el grupo insurgente y el Gobierno, para ese entonces dirigido por Juan Manuel Santos.

Márquez dijo este jueves que un grupo de las FARC vuelve a las armas. Tal afirmación ha generado diferentes opiniones, incluso dentro del organismo, ahora también partido político.

Carlos Medina Gallegos, analista internacional y profesor universitario colombiano, aseguró en entrevista a Telesur que el presidente Iván Duque, con su partido, el Centro Democrático, ha torpedeado la implementación del acuerdo en aspectos que son fundamentales para garantizar el no retorno a la guerra y disminución de los sitios de violencia por los que ha atravesado el país.

Existe un plan de aniquilamiento contra los miembros de las FARC en los distintos territorios, lo que genera en la población reincorporada una situación de angustia e incertidumbre”, declaró el profesor.

Gallegos considera que no debe sorprender que los asesinatos sistemáticos contra los excombatientes llamen la atención de la comunidad internacional y es preciso que esta mande un claro mensaje al Gobierno colombiano para que dé pasos serios y reales por la paz.

Ahora bien, el asesinato de líderes sociales colombianos también ha impactado en los acuerdos de La Habana, confirman medios locales.

ONU saca cuentas

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas presentó este jueves un informe en el que evaluó el cumplimiento de los acuerdos de paz en Colombia, en un escenario marcado por la reciente orden de captura contra el líder de las extintas FARC-EP Jesús Santrich.

Los resultados del documento de la Misión de Verificación, presentados en la sede de la ONU en Nueva York, están basados en el informe del secretario general António Guterres, durante su reciente visita a Colombia, junto a los 15 miembros de Consejo de Seguridad.

El documento señala que el proceso de paz en Colombia se encuentra en una situación crítica. El texto pone especial hincapié en la dilación que ha existido en torno a la promulgación de la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz (JEP), firmado en junio de 2019 por el presidente colombiano Iván Duque.

Cifras de la ONU muestran que desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016, la misión verificó la muerte de 123 excombatientes, además de 10 desapariciones y 17 tentativas de homicidio. Asimismo, se produjeron 14 asesinatos de exmiembros de las FARC-EP.

Voces llaman a Márquez

El presidente del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) de Colombia, Rodrigo Londoño, a través de una rueda de prensa, hizo un llamado a los distintos sectores del país y a la comunidad internacional para que se preserve el acuerdo.

Llamó a los excombatientes a mantener lo establecido en La Habana para no perder ese esfuerzo.

Farc sin embargo, reiteró el alto valor “a la palabra empeñada y que no renunciarán al objetivo por duro que sea el camino”.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado