Rusia estima que fábrica de fusiles kalashnikov comience a producir entre 2020 y 2021

El director del Servicio Federal ruso de Cooperación Técnica Militar, Dmitri Shugáev, anunció este miércoles que la fábrica de fusiles Kalashnikov que construye su país en Venezuela estará lista entre 2020 y 2021.

La edificación de la planta, que estará ubicada en Maracay estado Aragua, debía culminar este año según lo estimado en 2018 por el ministro para la defensa, Vladimir Padrino López. Sin embargo, la situación del país (que ha sido citada por Shugáev como una de las razones por las cuales se retrasaron los trabajos) no ha permitido que ese objetivo se cumpla.

De acuerdo con el funcionario ruso, Venezuela venía cumpliendo con todos sus compromisos sobre la construcción de la planta, pero se ha visto afectada por las acciones de Estados Unidos que obstruyen la culminación del proyecto.

El levantamiento de la obra ha sufrido diferentes contratiempos, entre ellos un fraude cometido por el exsenador ruso, Serguéi Popelniujov, quien se habría apropiado indebidamente de más de 18 millones de dólares destinados a la construcción de la fábrica en el año 2015.

Las autoridades rusas esperaban que la planta estuviera lista en tres años, a pesar de que analistas como el director general adjunto del Instituto de Estrategia Nacional de Rusia, Alexander Kostin, declarara que construir en tres años una fábrica de este tipo era una tarea muy ambiciosa y mucho más si se tomaba en cuenta que no sólo se fabricarían armas sino también municiones.

El convenio de construcción de esta planta fue impulsado personalmente por el presidente Hugo Chávez y firmado por Rusia en el año 2006. En ese entonces, se esperaba que comenzara su producción entre 2009 y 2010.

Con la puesta en marcha de esta fábrica, Venezuela espera crear 800 nuevos puestos de trabajo y tener la posibilidad de exportar fusiles Kaláshnikov a terceros países e iniciar su propia producción de rifles de francotirador Catatumbo, una producción 100 por ciento nacional.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado