“EL ARCO MINERO DESPLAZA POR ENTERO LA VIDA INDÍGENA”

Para el facilitador de la Universidad Nacional Experimental Indígena del Tauca, Santiago Arconada la sola idea de explotar los recursos minerales que se encuentran en el vasto territorio denominado por el Gobierno nacional como Arco Minero del Orinoco representa un atentado contra la vida humana, especialmente contra la comunidad indígena que hace vida en esta zona del país.

-¿Es viable la explotación del arco minero?

-Nadie podría negar que el modelo de país que está planteado en la Constitución es el más alto ideal de país, con el mayor sentido de justicia y libertad, un país que se supone entre otras cosas multiétnico y pluricultural. Entonces, el mal llamado Arco Minero del Orinoco lo primero que mata es el carácter multiétnico, porque al yo desplazar hacia este territorio  maquinaria y tecnología, estaría desplazando por entero a la vida indígena que está milenariamente presente ahí. Cuando digo la cantaleta ésta del mal llamado arco minero precisamente quiero hacer énfasis en que es un espacio territorial venezolano equivalente al 12 por ciento del territorio nacional, pletórico de vida, pletórico de pueblos indígenas, pletórico de historias, pletórico de tradición, pletórico de biodiversidad, pletórico de agua dulce en un planeta que se muere de sed. Que usted lo llame arco minero como si la otra cosa no existiera, usted está borrando de un plumazo a doce pueblos indígenas con todas sus historias, con sus idiomas, (al decir) ahí lo que hay es coltán, oro, bauxita, no hay más nada, por eso se llama Arco Minero.

-¿Cuál sería el nombre correcto?

-Si hubiera que darle un nombre yo lo llamaría arco de la vida, del mundo futuro, del pueblo venezolano, (porque) ahí está el agua y el aire, ahí está y es ese el lugar donde reside la posibilidad de sobrevivencia del pueblo venezolano y le han clavado un Arco Minero del Orinoco que privilegia a minerales por encima de la vida.

-Recientemente el Ejecutivo creó el Ministerio de Desarrollo Minero Ecológico, ¿es posible el desarrollo de la minería de forma ecológica?

-Eso es como si el gobierno hubiera decretado el ministerio de la miel amarga y de la nieve negra, es una contradicción en sus términos (…) Venezuela tiene un siglo de experiencia de lo que la minería y el extractivismo le hace a la vida, entonces habría que preguntarse si hoy estaríamos dispuestos a hacerle al Orinoco lo que le hicimos al Lago de Maracaibo.

-El precio del petróleo ha descendido considerablemente y en el Arco Minero se encuentra una riqueza extraordinaria en diamantes, oro, coltán… ¿considera que el Estado tendría que renunciar a la explotación de esos recursos que allí se encuentran?

-El asunto es otro. Yo no estoy de acuerdo con lo que le voy a decir a continuación y sin embargo se lo voy a decir, (si estamos) dispuestos a vender en términos peseteros el Arco Minero del Orinoco, (entonces) vendiéndolo como farmacia, a las farmacias transnacionales del mundo, usted saca más dólares contante y sonante sin hacerle el más mínimo daño a la biósfera, ni al agua ni al aire, ¿qué tal?. Y yo no estoy de acuerdo con lo que le estoy diciendo porque con lo primero que yo no estoy de acuerdo es con el criterio de la cultura occidental que hace parecer a la naturaleza como mercancía por encima de valores como la vida.

– ¿No cree usted que si el Estado no explota esta zona lo harán otros con métodos no regulados?

-Osea a la minería depredadora que existe hoy, que es la que usted llama: de un particular, de un tercero, esas que Telesur nos dijo ‘estas son las asesinas del ambiente de Colombia, estas son las asesinas del ambiente en Perú, estas son las asesinas del ambiente en Chile’. Ah, pero  cuando vinieron a Venezuela son las grandes amigas.

“Es una minería que tiene unas características de destrozo”.

-¿Cuál es la situación actual de la minería ilegal?

-Lo declaró de una manera absolutamente contundente, y hasta ahora nadie lo ha desmentido, el general Cliver Alcalá Cordones, el Guri no se seca solo por El Niño, el Guri se seca (porque) la cuenca del Caroní se destrozó a punta de esa minería que algunos pretenden llamar artesanal y que sencillamente es una minería que tiene unas características de destrozo del lecho de los cursos de agua….

“La primera víctima de la minería es el agua, aquí y en todas partes del mundo”.

-¿Qué certeza tienen sobre el impacto en los recursos hídricos?

-La certeza que tienes de que cuando se diluye un veneno con la potencia del mercurio en la biósfera todo el espacio queda afectado, aire, tierra, agua, todo queda afectado, la vida queda afectada (…) Además, no se trata de una fuente de agua que permanece, yo estoy hablando de una fuente de agua que desaparece, (porque) la primera víctima de la minería es el agua, aquí y en todas partes del mundo.

[El Arco Minero del Orinoco] “significa la desaparición, el genocidio y etnocidio de 12 pueblos indígenas que habitan la zona.”

-¿Es posible que el Ejecutivo revierta los planes sobre el arco minero?

-Si muchos elementos de la Constitución tuviesen la práctica y la vigencia que deberían tener, ¿usted se imagina un referéndum sobre el Arco Minero del Orinoco?.

-En resumen, ¿hay razones para oponerse a la explotación del arco minero?

-Las razones son, en primer lugar, que representa una violación a aspectos esenciales de la Constitución porque significa la desaparición, el genocidio y etnocidio de 12 pueblos indígenas que habitan la zona en términos milenarios; significa la pérdida de la posibilidad de la existencia de la vida en Venezuela y en el planeta; significaría intercambiar por mercancía mineralizada el agua, el aire y la biodiversidad y porque creo que en el fondo el Arco Minero es la coartada política para no emprender la lucha por la repatriación de los capitales que fueron fraudulentamente sacados del país.


-Santiago Arconada es facilitador de la Universidad Nacional Experimental Indígena del Tauca y actualmente es uno de los accionantes del proceso, ante el Tribunal Supremo de Justicia, por la nulidad del decreto del Arco Minero.

María Milagro Sánchez / Supuesto Negado