SILICON VALLEY SE LEVANTA CONTRA DONALD TRUMP

GLOBALIZACION

Los Nerds se sublevan. Apple, Google y Facebook mueven sus piezas en la política. ¿Asumirán públicamente posiciones como los artistas de Hollywood?


El nuevo presidente de Estados Unidos asumió el cargo cortando rabo y oreja. Para el 01 de febrero de 2017, Donald Trump ya había cumplido 13 de las 28 promesas que realizó para sus primeros 100 días de gobierno.

Pero esa “velocidad ejecutiva” no viene sola. Según un reporte del canal estadounidense NBC, desde su toma de posesión el pasado 20 de enero, Trump aparece mencionado en 52 demandas presentadas en 17 estados, todas relacionadas con acciones del Gobierno Federal.

De todas esas promesas cumplidas hay una que, particularmente, levantó ronchas dentro de ese país… cosa que no estaba en los planes del republicano.

El 27 de enero, una orden de la Casa Blanca prohibió por 90 días el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. También suspendió la llegada de refugiados.


Reacciones

Casi de inmediato, cerca de un centenar de empresas tecnológicas, conocidas como las Gigantes de Silicon Valley, presentaron un documento legal contra el decreto de Trump.

Entre las empresas sumadas a la demanda destacan: Apple, Facebook, Google, Microsoft, Netflix, Spotify, Pinterest y Twitter.

Para ellos, que contratan a miles de inmigrantes al año, la orden presidencial “…inflige un daño significativo a los negocios estadounidenses, a la innovación y al crecimiento”.

Además, recuerda el diario Página 12 que “…al menos el 30 por ciento de los empleados de las principales firmas son inmigrantes y que incluso muchos de los fundadores de las firmas más importantes nacieron fuera de Estados Unidos”.

Al recordar el aporte de los inmigrantes, señalaron que “Ellos y sus descendientes fundaron más de 200 compañías de las 500 más ricas del mundo, incluidas Apple, Kraft, Ford, Disney y General Electric”.

Humo negro

No hay que perder de vista que Trump es un hombre de negocios. Y justo después de las elecciones, recibió en su cuartel general de Nueva York a una decena de directores de Silicon Valley. Pero tras el encuentro: no hubo declaraciones.

Como cuando se elige a un Papa, los periodistas quedaron mirando a la chimenea…

Razones de peso

Desde la campaña electoral, los chivos del emporio tecnológico ven con recelos la falta de definición de Trump sobre esta materia, y antes que señales han recibido ataques. Por ejemplo, el republicano aún no ha concretado qué hará o dejará de hacer con el sector tecnológico, y ese es buena parte del problema.

Citado en el sitio El Confidencial, el español Teknautas Iñaki Berenguer, radicado en Nueva York, asegura que “dada la incertidumbre sobre qué hará Trump, las grandes empresas y firmas de capital riesgo se van a volver más conservadoras. Eso significa que invertirán menos en tecnología”.

Contra Apple, Trump fue más directo. Cuando Apple se negó a desarrollar una “puerta trasera” en los iPhone para ser usada por el FBI, el nuevo presidente dijo: “¿Quiénes se creen que son?” “¿Que Apple no nos va a permitir acceder a un móvil? ¿Quiénes se creen que son? Tenemos que tener acceso”.

Luego les lanzó un zarpazo: “creo que hay que boicotear a Apple hasta que acepten ofrecer el número de seguridad [del iPhone]”.

Por otra parte, los nerd de Silicon Valley se han retratado con Obama (demócratas) desde que éste estaba en campaña hace 8 años atrás. Al punto de que se comenta que el ex presidente negro se convertirá en un inversor de riesgos en ese enclave de tecnología.

Estando la situación tan tensa, no han faltado voces como la de Shervin Pishevar, un inversor en empresas como Uber, Airbnb o Slack, quien propuso luego de conocer la victoria de Trump que “California (asiento de Silicon Valley) debería independizarse de EEUU”.

Vaya usted a saber…

_________________________

Por Ernesto J. Navarro / Supuesto Negado