Trump acusa a Facebook y Twitter por borrar mensajes racistas

Trump

Al presidente de EEUU, Donald Trump, no le simpatiza que Facebook y Twitter se hayan dado a la tarea de eliminar los perfiles de usuarios que incitan al odio y al racismo, y en consecuencia, comenzó un llamamiento en línea para todos aquellos “baneados” por las redes, es decir, eliminados por considerar que difunden contenido extremista.

“Las redes sociales deberían promover la libertad de expresión pero demasiados americanos han visto sus cuentas suspendidas, prohibidas o reportadas de forma fraudulenta por vulnerar políticas de uso poco claras. No importa cuál sea tu opinión, si crees que se han tomado acciones contra ti por sesgos ideológicos, comparte tu historia con el presidente Trump”.

Así comienza un formulario en línea que ha puesto a circular la Casa Blanca destinado a recopilar las historias de estos usuarios, desterrados de las mencionadas redes sociales.

“No es la primera vez que Donald Trump protesta abiertamente por el comportamiento de estas plataformas sociales, que considera hostiles hacia personas con ideas conservadoras”, dice una reseña realizada por el diario español El Mundo.

Trump acusa a Facebook, a Twitter y también a YouTube de darle mayor visibilidad a “voces progresistas o demócratas”. Dentro de este saco, el presidente de EEUU incluye la eliminación de cuentas de personas del movimiento de extrema derecha “alt-rigth”, afín al pensamiento neonazi.

La ya de por sí singular iniciativa de Trump, fue lanzada en una fecha que le suma más polémica.

Lo hizo este miércoles  15, cuando gobiernos y organizaciones de varios países suscribieron en París el Llamamiento de Christchurch, un acuerdo nacido por iniciativa de Nueva Zelanda justamente para limpiar la red de mensajes de odio. Es nuevamente Trump queriendo ir contra el mundo.

El nombre del acuerdo hace referencia a los atentados realizados contra varias mezquitas en la capital neozelandesa, perpetrados por un militante de extrema derecha y en los que murieron 51 musulmanes. Los eventos terroristas fueron transmitidos en vivo por Facebook por su atacante.

Amazon, Google, Microsoft, Twitter, Qwant, Youtube, DailyMotion y Facebook rubricaron el texto, reportó Euronews.

“La Casa Blanca se ha negado a firmar el manifiesto de este llamamiento, que busca involucrar a las grandes compañías tecnológicas en un mayor control sobre el tipo de mensajes que circulan por sus redes, por considerar que atenta contra la libertad de expresión”, dice El Mundo.

El medio español especula que esta acción de Trump contra las redes y en favor de los movimientos neonazis tiene también fines electorales con miras a los comicios del próximo año. “Muchas de las voces silenciadas por discursos racistas o de odio eran además claramente favorables al actual presidente”, destaca la nota.

Por Rosa Raydán/ Supuesto Negado