Trump levanta parcialmente veto a Huawei por presión de Sillicon Valley

En el marco de la cumbre del G20, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que Huawei puede nuevamente hacer negocios con empresas tecnológicas de EE.UU., las cuales resintieron la querella de Washington contra el gigante chino.

Nuestras compañías no estaban contentas con no poder vender porque no tenían nada que ver con lo que estaba sucediendo con Huawei, así que hice eso”, dijo Trump en rueda de prensa en el Hotel Imperial de Osaka, en Japón, luego de reunirse con el presidente de China, Xi Jinping.

El presidente de EE.UU. explicó que con la medida que recién tomó, Huawei podrá nuevamente comprar tecnología a las empresas norteamericanas, sin embargo, no aclaró si sacarán a la empresa asiática de la lista negra que le impide vender sus productos en EE.UU.

“Enviamos y le vendemos a Huawei una enorme cantidad de productos. Y seguiremos vendiendo nuestros productos. Es algo muy complejo, por cierto, con un alto nivel científico”, remarcó Trump, citado en el resumen de prensa de Casa Blanca.

En Twitter, Huawei dijo que las declaraciones de Trump suponen una “vuelta en u” con respecto a la política que venía impulsando tan solo unas semanas atrás con respecto a la compañía.

Fuentes extraoficiales citadas por diversos medios de comunicación informan que esta semana que inicia será crucial para que el Departamento de Comercio decida sobre el siguiente paso para liberar o no a Huawei de las medidas que le restringen trabajar con los estadounidenses y evaluar si continúa en la “Entity list”, o lista negra. Trump, en la rueda de prensa, dijo que está prevista una reunión el día martes para discutir el tema.

Aunque tampoco se ha anunciado oficialmente, las nuevas medidas de Trump suponen que Google, Intel y Qualcomm, las tres empresas más grandes afectadas por el veto a Huawei, podrán seguir con sus negocios con los chinos de forma rutinaria y, por ejemplo, en el caso de Google, poder seguir ofreciendo el sistema Android para sus equipos.

“Las compañías estadounidenses pueden vender sus equipos a Huawei. Estoy hablando de equipos donde no exista un gran problema de emergencia nacional. Tenemos muchas grandes compañías en Silicon Valley con sede en diferentes partes del país, que hacen equipos extremadamente complejos. A ellos les estamos dejando vender a Huawei”, dijo Trump, aclarando que en gran parte la decisión fue tomada por las afectaciones que la medida original causó en las empresas de EE.UU.

La flexibilización con Huawei es solo una de las medidas tomadas por Trump para zanjar la guerra comercial con China, tema central de la reunión entre ambos mandatarios.

“Vamos a suspender esos aranceles y ellos van a comprar nuevos productos agrícolas (…) Si podemos llegar a un acuerdo será un evento histórico”, afirmó Trump, citado por Telesur.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado