TSJ suspende ordenanza de la Alcaldía de Chacao que cobraba multas en dólares

La Ordenanza de Convivencia Ciudadana que permitía al municipio Chacao cobrar impuestos y multas al valor del dólar oficial, fue suspendida este jueves por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que admitió un recurso de nulidad consignado por el abogado Juan Garantón.

De acuerdo con el recurso de nulidad, el cobro en dólares de estos gravámenes vulnera los derechos constitucionales de los ciudadanos y contraria lo dispuesto en la carta magna nacional en donde se establece que la moneda oficial del país es el bolívar.

La sentencia del TSJ podría significar la anulación permanente de dos ordenanzas aprobadas en abril por el Concejo Municipal de Chacao que creaban unidades de valores fiscales y establecían nuevas normas de convivencia ciudadana.

Entre los aspectos más resaltantes de estas normas, se encuentra que los funcionarios policiales que impusieran las multas ganarían un porcentaje de las mismas, lo que fue cuestionado desde el primer momento por los vecinos del municipio porque consideraron que este tipo de prácticas promovían los actos de corrupción.

Con la suspensión de las ordenanzas también se acordó un amparo cautelar, que también fue solicitado por Garantón, que estipula que las resoluciones aprobadas por el Consejo Municipal de Chacao estarán inhabilitadas hasta que se decida en un juicio si están apegadas a lo que se encuentra asentado en la Constitución venezolana.

El alcalde de Chacao, Gustavo Duque, informó a través de su cuenta en la red social Twitter que no ha sido notificado de la sentencia y que la ordenanza seguirá ejecutándose en esa localidad.

De acuerdo con Duque, en días pasados recibieron un estudio de opinión donde más del setenta por ciento de los vecinos del municipio están de acuerdo con la medida, pues consideran que así se podrá recuperar el orden en esa zona.

El alcalde señaló, además, que los funcionarios de Polichacao seguirán siendo recompensados, a pesar de lo dispuesto por el TSJ.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado