“NOSOTROS ÉRAMOS REVOLUCIONARIOS”

Dj Baba, el creador del “Raptor” mal llamado “Changa”, relaciona ese género con la revolución y con Chávez, aunque ahorita…


Dj Baba, creador del raptor house, género electrónico que se popularizó ya hace una década y que el resto del país conoció simplemente como “changa tuki”, no niega nada: no es un Niño Jesús, su música fue y es escuchada mayoritariamente por jóvenes de barrio y tuvo, en su momento, musas revolucionarias. Tampoco tiene pepitas en la lengua para auto-reconocerse méritos: “Fui el primer disc jockey que le dio la vuelta a toda Venezuela con su propia música”.

Esta voz autorizada le confesó a Supuesto Negado su opinión sobre lo que se hace hoy con cierta changa de contenidos pro droga y abiertamente sexuales. Conózcala aquí.

–Tú eres el creador del raptor house ¿cómo emergió esa música, esa movida?

–El raptor, como tal, emerge del barrio, lo que es el guetto, como nosotros le decimos. En realidad es que cuando eso nació yo ni siquiera tenía idea de que eso estaba naciendo, eso es algo que se fue dando de a poco. Es más, a final del movimiento, que yo empecé a tomar la música más en serio, es que me di cuenta que era un movimiento demasiado grande. Yo no sabía la magnitud de lo que había causado eso.

– ¿Fue algo espontáneo?

–Sí se fue regando, se fue calando entre los chamos, más que todo entre los chamitos entre 15, 18 y 21 años, se fue metiendo en ellos, fue formando una convivencia. Se ligaron varias costumbres de la sociedad, lo que es moda, imitación, todo eso  se envuelve y se va formando como en una cultura, pues.

– ¿El raptor house es un género musical tan serio y tan respetable como cualquier otro?

–Bueno, tú sabes que el raptor house en el año 2016 ya no existe, o sea, como tal, porque eso es música electrónica (todo lo que está hecho con sintetizadores maquinas, etc.). Sí fue algo muy serio, fue tan serio que fue tomado en cuenta por los canales de televisión, fue una movida muy grande, por lo menos, a nivel de nuestro país, también fue internacional, pero ya al final de las últimas producciones.

“Nosotros hacíamos una fiesta del barrio para el populacho, muchas personas lo tomaron como algo interesante, como algo bien autóctono, hecho en Venezuela; no era delincuencial, inclusive, la mayoría del público era jóvenes del barrio.”

– ¿Qué le dice Dj Baba a esa gente que dice que eso no es música sino un ritmo delincuencial?

–Mira, cómo te explico, sin que sea mal interpretado. Los delincuentes son aquellos que no hacen nada y se van a gastar un millón de bolívares que nadie lo tiene en una fiesta o no tendrán la x, y o z [cantidad], muy distinto a lo que nosotros hacíamos. Nosotros hacíamos una fiesta del barrio para el populacho, para el barrio, claro, muchas personas lo tomaron como algo interesante, como algo bien autóctono, hecho en Venezuela; no era delincuencial, inclusive, la mayoría del público era jóvenes del barrio, era gente de Catia, Cotiza, Petare etc. ¿Qué pasa? que no había esos complejos de que “tú no eres más que yo” ni nada de eso, era igual el Nike, el Reebook, la moda, el basket, todo eso se conjugaba en un solo movimiento, no era ninguna vaina delincuencial. Lo que pasa es que la gente para destruir es muy fácil, pero construir es muy difícil.

 

– ¿Qué le dice esa música y tu música,  y ese baile, a los políticos?

–Yo realmente no tengo una inclinación política fuerte, pues. Yo considero que si no trabajo, no como -más en estos tiempos tan difíciles donde la política tomó un rumbo bastante desordenado-. Las personas se olvidaron de lo que es el guetto, de lo que es la política (como decían los italianos y toda esa gente como Sócrates, x, y, z, por no dármela de…), los políticos se olvidaron de nosotros, de la gente del barrio porque pasamos a ser simplemente una palabra en su boca. Pero lo que decía Chávez en ese núcleo, que yo tome para mí, era una realidad, los encopetados -pero no todos, porque por uno no van a pagar todos-, muchas personas con mucho dinero, con poder adquisitivo, que no trabajaban, se dedicaron a tenernos a  nosotros como a unos esclavos, como unos esbirros o ese tipo de vainas, de allí es donde yo tomo las palabras de Chávez “los ricos no trabajan”. Whisky todos los días, porque son personas que tienen mucho poder adquisitivo, lo que hacían era burlarse del populacho, pues, pero en aquel entonces todavía había poder adquisitivo, cosa que hoy no existe, pues hay muchas cosas que se han abandonado. Al barrio lo olvidaron.

Cada quien tiene su derecho de calar en el público como quiera, pero pienso que esas son las canciones más desagradables que yo he escuchado en toda mi carrera como Dj.

– ¿Qué te parece ese estilo de changa pro droga o esa “porno changa” que se está escuchando ahorita, con letras con si “por el culo no…” o, “piedra, popper, perico”, ¿que opinión tienes tú de eso?

–Mira, como tú o como muchos -no sé si te sientes identificado- no soy el niño Jesús, pero tampoco soy afinado a las drogas. Yo en mis inicios, en el año 2001, hice un tema, te estoy hablando casi hace 17 años, que se llamaba la marihuana -tú sabes que la marihuana es algo natural- y se llamaba Fuma marihuana pa´ que baile, pa´ que goce. Ya hoy por hoy no es que yo tenga una postura crítica, destructiva, porque cada quien tiene su derecho de calar en el público como quiera, pero pienso que esas son las canciones más desagradables que yo he escuchado en toda mi carrera como Dj, es algo desagradable, falto de personalidad, porque tú para entrarle a la gente no necesariamente tienes que decir que “te vas a coger” o que “piedra, perico, popper, papel” o una vaina tan  arrabal. Eso es lo que yo llamo falta de cultura, falta de ganas de hacer algo bueno.

O sea, hay canciones que ni siquiera tienen una voz o una a capela -como se conoce textualmente-, [y con] un sampler las canciones tienen unos ritmos tan buenos que tú, nada más de escuchar el drump, el groove o lo que llamamos nosotros, para que me entiendas mejor, la pista como tal, te la tripeas más que “piedra, perico, popper, papel”.

– ¿Tú crees que ese género trae más violencia o más embarazos adolescentes, por un ejemplo?

–Mira, todas esas electrónicas mal versadas o pro changa lo que pueden [generar] es exactamente la difusión de la incultura, ¿qué pasa? Que lo hemos visto como un juego. Yo nunca lo he visto como un juego, inclusive, actualmente lo que toco es pura música electrónica; te puedo decir que jamás pondría esa canción en un fligh mío o en un session o un mix tape, eso está borrado para mí, es más, esas canciones no existen. Te hablo de lo que tú me estás mencionando, esas canciones difunden la incultura, la falta de principios y la falta de valores.

– ¿Se podría decir que el raptor house en su momento fue o todavía es un género revolucionario?

–El jingle de raptor house en su mejor momento, que fue en 2006, no sé si lo recuerdas, decía “Raptor House the Revolution for Music. El “revolution” fue una palabra tomada por nosotros del mismo Chávez, que era la “revolución”, la verdadera revolución, o sea, el cambio que el tipo quiso [plantear a] las personas, pero esto que hay hoy por hoy ¡no vamos a entrar en el mundo político! Pero sí es verdad que la palabra “revolution” venía más que todo porque nosotros éramos revolucionarios. Fui el primer disc jockey que le dio la vuelta a toda Venezuela con su propia música.

Supuesto Negado