¿Va o no va la intervención militar de EE.UU. en Venezuela?

Comando Sur

A menos de una semana de las declaraciones del enviado de Estados Unidos para atender la situación de Venezuela, Elliot Abrams, en las que prácticamente descartaba la ejecución de una acción militar en el país, el jefe del Comando Sur le contradice.

El pasado jueves, Craig Faller insinuó que si el presidente Nicolás Maduro no abandonaba el poder antes de finalizar el año, EE.UU. podría iniciar una acción militar que desembocará en el derrocamiento del jefe de Estado venezolano.

El almirante destacó que los militares de ese país están “a la defensiva” en espera de las instrucciones de la administración de Donald Trump sobre la intervención militar en Venezuela.

En declaraciones ofrecidas a Foreign Policy, se negó a dar detalles específicos sobre cómo son exactamente los planes militares de Estados Unidos para el país. Sin embargo, comparó la situación con la de Siria.

“La crisis en Venezuela podría acercarse a ese nivel para fines de este año si Maduro sigue en el poder”, reveló.

Una opinión totalmente contraria a la expresada por Abrams quien aseguró que una operación de este tipo aplicada al país latinoamericano sería prematura y no tendría ninguna utilidad.

El mismo presidente Trump señaló a mediados de marzo que, aunque no descartaba ninguna posibilidad y todas las opciones se encontraban sobre la mesa, aún quedaba un gran margen para imponer sanciones mucho más duras a Venezuela e intentar asfixiar la gestión de Maduro.

Sin embargo, Faller no ha sido el único funcionario estadounidense que ha devuelto al debate la opción militar como única salida para Venezuela. Rick Scott, senador por el estado de Florida, explicó que ya que las sanciones económicas impuestas por Trump parecieran no estar funcionando, el Gobierno de EE.UU. debía considerar una intervención militar que les facilite deponer al primer mandatario.

Otro que en las últimas 48 horas ha vuelto a considerar como una opción la intervención militar es el secretario de Estado Mike Pompeo, quien en un medio chileno reiteró que esa estrategia seguía siendo considerada para “resolver” la situación de Venezuela.

Por Andreina Ramos Ginés / Supuesto Negado