Valor real del Petro: entre lo imaginario y la mina de oro negro

Petro

Los principales analistas y políticos opositores han venido señalando que el Petro no es una moneda creíble.

Así, el economista Asdrúbal Oliverios ha opinado que: “si el Bolívar soberano se ancla al Petro, eso es una entelequia. El respaldo de una moneda es la confianza. Justamente porque nadie confía en el Bolívar es que se desencadenó la hiperinflación”.

Por su parte, el diputado Jóse Guerra ha asegurado que el anclaje del Bolívar al Petro no tendría sentido: “porque el petro no es un una divisa. El petro no existe. No se puede anclar una moneda con algo inexistente. ¿Dónde se comercializa el petro? ¿en cuáles países lo aceptan?”

En el mismo sentido el diputado Luis Stefanelli (VP) ha afirmado: “Anclar el Bolívar en base al Petro es como amarrar un barco a un cabrestante de anime”.

Luis Vicente León ha dicho que “el anclaje al Petro no sirve para nada porque ese activo no tiene confianza, no circula, lo que creo que hará el gobierno y no lo ha dicho es que anclará el Bolívar al precio del petróleo”.

Todas estas declaraciones parecen desconocer que el Petro tiene un respaldo real basado en las reservas de recursos naturales, principalmente de petróleo, pero también de gas, oro y diamantes.

Sin embargo, el economista y exministro de finanzas Rodrigo Cabezasha cuestionado incluso el respaldo de la moneda: “El petro no tiene respaldo ya que el petróleo que se encuentra en el subsuelo de Venezuela no vale nada”.

PetroEn respuesta, el economista y diputado de la ANC, Jesús Faría explica que “la gran virtud del Petro es que está anclado al petróleo y por tanto es una unidad contable que busca la recuperación, la capacidad fiscal monetaria, y la falta de recuperación de la producción”.

Por su parte, el economista Ingerzon Freites, integrante del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica (OVRE), ha señalado que “el petro no es una criptomoneda. Es una unidad de cuenta anclada a los precios del petróleo y, a su vez, relacionada con el Bolívar Soberano y tendría que mejorar el poder adquisitivo del venezolano, aunque eso no ocurrirá de la noche a la mañana”.

También el economista de OVRE Raúl E. Peñaloza ha explicado:

“El petro no estará a la venta, su valor es solo un marcador referencial para la economía, a cuyo valor se anclarán las variables económicas, el bien al que está asociado es el petróleo y es el que se compra y se vende”.

Además dijo que si el petróleo varía su valor, también lo hará de forma automática el petro, generando inmediatamente un nuevo tipo de cambio.

Por último, aclaró que el petro no existe en físico “porque no es una mercancía, ni una moneda, es una unidad de cuenta fluctuante, no fiduciaria, con valor nacional y valor internacional, que unifica los diferentes tipos de cambio que existían en el país hasta este momento. Sirve de guía, de referencia, de cuenta, de anclaje, de estabilizador”.

Desde una escena diferente de la economía, el periodista Víctor Hugo Majano ha comentado otro “valor de la moneda”:

“…con la monetización del crudo o de otros recursos o commodities transables en divisas, Venezuela tiene una fuente vigente e ‘inagotable’ de dinero. Sólo en el bloque Junín 1 de la Faja del Orinoco hay 5 mil millones de barriles certificados que sirven de respaldo concreto al petro. Esto equivale a unos 350 mil millones de dólares”.

Sin embargo cree que las claves para una valorización del criptoactivo serían el establecimiento de un tipo de paridad fija y el acceso al petro sin criterio de escasez:

“Es decir, si usted quiere petros pues los podrá comprar con sus bolívares soberanos sin límites o cupos. Y eso lo hará a un precio fijo determinado como un mecanismo que tiende a revaluar la moneda. Por lo tanto será más atractivo adquirir petros que divisas, con lo que se le daría un golpe mortal al mercado paralelo”.

Todo esto parece indicar que las posibilidades de un verdadero anclaje pasan por el libre uso y adquisición de la nueva divisa electrónica, más que por su referencia al valor de una mercancía cualquiera.

Pero además, el petro no tiene necesariamente que tener un valor real, estar garantizado por una mercancía cualquiera. En tanto que a la unidad contable le basta con tener un valor dependiente del mercado global.

_____________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado