Venezolano en Perú: “No nos quieren aquí (pero) no nos dejan salir”

Hace tres días, Perú anunciaba la expulsión del quinto grupo de venezolanos, que asegura tenían antecedentes penales por delitos contra el patrimonio, y su ministro de Interior advertía “mejor váyanse del país, porque serán detenidos y expulsados. Con ellos vamos a endurecer nuestra política migratoria”.

Sin embargo, este fin de semana, Venezuela denunció que el Gobierno de Perú frenó la repatriación de más de 100 nacionales a través de un vuelo de Conviasa que debía recogerlos, pero que ni siquiera pudo llegar al país andino.

De acuerdo al canciller Jorge Arreaza, el Ejecutivo peruano y empresas privadas en ese país se negaron a suministrar el combustible para que la aeronave de Conviasa cumpliera su cometido, a consecuencia del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos.

“Cuando nuestra aeronave había despegado con destino a Perú, para traer nuevos repatriados nos vimos obligados a suspender la operación ya que no garantizaban el suministro de combustible. A través de nuestra Cancillería se están haciendo gestiones para no dejarlos desamparados”, publicó en la red social Twitter.

Por su parte el cónsul de Venezuela en Perú, Marlon Senegon, explicó a la cadena multiestatal teleSUR que cuando ya el problema del combustible se había solventado, y la aeronave estaba autorizada para ingresar al espacio aéreo de Perú, las autoridades aeroportuarias comenzaron a exigir una serie de documentos nuevos, pese a que Conviasa ya había pagado el combustible que usaría y enviado los recaudos.

Uno de los venezolanos afectados, decía a las cámaras de teleSUR que estaba cansado de las humillaciones y los improperios de los que son víctimas a diario, y que lo único que quería era regresar a Venezuela.

“No nos quieren aquí, no nos dejan salir, decídanse hermanos, estamos cansados que nos juzguen, que nos digan malandros, matones, asesinos”, cuando no lo son, sostuvo.

No es la primera vez que esto sucede.  El mayo pasado, según reseña el sitio web de la Cancillería venezolana otro vuelo fue suspendido “ante la negativa de la compañía multinacional energética Repsol de surtir combustible a los aviones de Conviasa, a pesar de que había sido previamente costeado por el Gobierno venezolano”.

Del otro lado, el “embajador” de Juan Guaidó en Perú, Carlos Scull, anunció la intención de su “embajada” de ayudar a los venezolanos que sufran ataques xenófobos, pero también colaborará con ese país para “la captura e identificación” de aquellos que “mancillan la imagen de la comunidad venezolana”.

“Estamos trabajando con la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional. Queremos colaborar con Perú en la captura e identificación de delincuentes que mancillan la imagen de la comunidad venezolana”, sostuvo.

Mientras tanto, la presión contra los venezolanos en Perú aumenta con demostraciones de xenofobia cada vez más frecuentes en las calles y casos de arbitrariedades de las autoridades policiales.

Varios videos que se han hecho virales en las redes sociales, muestran casos de agresiones en transportes públicos, marchas exigiendo la salida de los nacionales a quienes califican de “basura”, inacción de la policía ante ataques a venezolanos o, en otros casos, estos ataques provienen de los mismos uniformados.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado