Venezolanos que insulten a panameños podrían ser deportados

La Asamblea Nacional de Panamá discute un anteproyecto de Ley que prevé deportar a extranjeros que insulten o desplacen laboralmente a los panameños.

La iniciativa forma parte de un conjunto de medidas que buscan “poner orden” a la descontrolada migración que ha recibido el país en los últimos años: sólo en los seis primeros meses de 2019, Panamá otorgó nueve mil permisos de residencia a extranjeros, principalmente venezolanos, colombianos y chinos.

El anteproyecto está a cargo de la diputada Zulay Rodríguez, quien ha protagonizado varios discursos xenófobos donde acusa a los migrantes de un supuesto aumento de la delincuencia y de ofender a los panameños.

“Los extranjeros que insultan a los panameños o que atentan contra los panameños y contra el país, si no respetan nuestras costumbres y tradiciones y nos ofenden se tienen que ir de aquí”, dijo Rodríguez, al presentar su anteproyecto en el pleno de la Asamblea.

En su exposición, reveló que el extranjero que “ponga en peligro el empleo de los panameños” ejerciendo una “profesión liberal reservada únicamente” para los locales, será deportado y no podrá regresar a Panamá en 15 años.

De acuerdo con las estadísticas, en Panamá se encuentran residenciados alrededor de 94 mil ciudadanos venezolanos, la mayoría de ellos profesionales y empresarios que decidieron migrar sobre todo entre 2010 y 2014, cuando ya se contabilizaba una población de 79 mil 990 criollos.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado