Venezuela, ¿la nueva Corea del Norte?

¿Qué será de Venezuela luego de que finalmente Donald Trump y Kim Jong-Un estrecharan manos en Singapur? Si el archienemigo de Estados Unidos era Corea del Norte, luego de meses de amenazarse mutuamente y discutir sobre quién tenía los misiles más grandes, ¿será que ahora toda la artillería (la metafórica y la literal) apuntará a costas criollas? Y no es que hayan dejado de tenernos en la mira, pero Trump ha abierto demasiados frentes y seguro está buscando cerrar algunos.

Lo que sí es una constante es que, en este mundo de todos contra todos, Venezuela sigue siendo el blanco: la OEA quiere expulsarla aun cuando ya presentó su renuncia; Canadá y la Unión Europea sancionan a nuestro país un día sí y el siguiente también; viejos “amigos” como Nicaragua y El Salvador prefieren guardar una distancia segura y, por el otro lado, Rusia y China no prestan mucha atención a la bulla que hace el presidente magnate y mantienen sus relaciones intactas con nosotros.

Sin embargo, Trump ahora le hace un guiño a Rusia tratando de invitarla al G7. A la par, se pelea con Justin Trudeau, con Macron, con Angela Merkel, se hace “amigo” de Kim. Es difícil predecir el comportamiento del jefe de la Casa Blanca, pero no cuesta imaginar que ahora que tiene mejores relaciones con Kim, no quiera centrar su atención en Venezuela y empezar a amenazarnos (más) con una intervención hasta nuclear.