VENEZUELA INVADIDA POR LA DOLARIZACIÓN “DE FACTO”

Dolar

La hiperinflación venezolana ha resultado en la aparición cada vez más frecuente de bienes y servicios pagaderos en dólares: desde medicina especializada hasta artículos usados de uso diario.

Esta “dolarización” tiene varias características, entre las que destacan la cotización de la moneda extranjera a precios de mercado negro y su recepción sin asentamiento legal en los libros contables de las cuentas personales o comerciales.

Si bien es cierto que nuestra moneda oficial aún es la más usada (para el pago de alquileres de habitaciones, matrículas y mensualidades escolares, servicios públicos y otros) los aporreados bolívares -y más aún con la escasez de efectivo- van quedando para el pago de bagatelas cotidianas como chucherías, pasajes y cigarrillos.

Alquileres y venta de inmuebles o carros

Este sector quizás sea el más tradicional en cuanto a transacciones en moneda extranjera. María Eugenia Telleschea, propietaria de la empresa Apartamento Disponible C.A, en Mérida, aseguró que desde hace dos años todas las ventas de inmuebles se hacen en dólares porque los dueños o se van del país o prefieren ahorrarlo en dólares para protegerlos de la devaluación.

Sin embargo, hay una alternativa en bolívares. Gliseth Huérfano, gerente general de una radio en Barinas, explicó que el nuevo contrato de alquiler cambió la forma de pago: “Ahora son 17 dólares mensuales, bien sea en billetes verdes o en bolívares al precio que marque ese día Dólar Today”.

Gran parte de la oferta de ventas de automóviles está mayoritariamente reflejada en dólares. Basta ver los portales más populares para darse cuenta.

Servicios médicos y fármacos

Jesús Duque, periodista venezolano residenciado en Europa y de vacaciones en Venezuela, pagó 65 dólares por la vacuna de su hijo en el Hospital de Clínicas Caracas. “Estaba agotada en los centros públicos y es importada. Es buen precio en comparación a lo que hubiese tenido que pagar allá”, dijo.

MT, una paciente de cáncer avanzado cuyo nombre prefirió mantener en reserva, tuvo que comprar Lapatinib 250 mg, en 3 mil dólares, a través de un vendedor local no autorizado. Su historia para conseguir el vital tratamiento involucra una red ilegal de importación de medicamentos.

Zoraida Durán, odontóloga, cobra la mayoría de los tratamientos de ortodoncia sólo en dólares porque los materiales y el pago de los técnicos para la reparación y mantenimiento de sus equipos debe cancelarlos en la misma moneda.

En el área de cirugía del Urológico de San Román, en Las Mercedes Caracas, mientras los gastos clínicos se pagan en bolívares al cirujano se le debe cancelar en dólares.

Ropa y accesorios

Una cartera de la marca FelipaCCs, hecha aquí en Venezuela, “me la ofrecieron en 120 dólares o al cambio del día, según Dólar Today”, escribió la periodista Nancy Mastronardi, asidua a las compras en línea.

Un micro empresario textil de la frontera nos comentó que toda la materia prima es importada y ofrecer las prendas en dólares o pesos colombianos le evita “actualizar los precios casi a diario”.

“Nosotros aceptamos dólares y así lee evitamos a la gente que está trabajando en Colombia y viene a comprar aquí tener que buscar a alguien para cambiarlos y luego venir con los bolívares”, aseguró la vendedora de una zapatería en el centro de Mérida.

Hasta corotos usados

Kendry Tortolero, así como muchos jóvenes profesionales que han emigrado del país puso todas sus cosas en venta pidiendo dólares a cambio. “Vendí los electrodomésticos, el laptop, la bicicleta y otras cosas usadas.

¿Es legal en Venezuela vender o pagar en dólares?

Por el control de cambio vigente desde febrero de 2003 el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene el monopolio legal de la compra y venta de divisas y su convertibilidad, sin embargo, es legal establecer obligaciones en dólares o cualquier otra moneda foránea, siempre y cuando el pago a ejecutar sea en bolívares y a tasa oficial (Art. 128 de la Ley del BCV).

La Providencia Administrativa N° 071 del Seniat explica que en la facturación deben aparecer los dólares recibidos y la cantidad correspondiente en moneda nacional.

Sin embargo, la altísima disparidad entre la tasa oficial (el Dicom lo cotiza en menos de 30 mil bolívares) y el mercado negro (en Dólar Today está en más de 230 mil bolos) hace una fantasía que alguien compre, venda o alquile teniendo como referencia la primera.

Héctor Gómez, empresario andino, explicó que las exportaciones formales se reflejan administrativamente tal y como lo indica la Ley (declaran los dólares y un porcentaje se los venden al Estado a la tasa oficial) sin embargo, la mayoría de los freelancer venezolanos, quienes están exportando sus servicios, no.

El economista Oscar Ferrero, explicó que formalmente desde el acuerdo Bretton Woods (1944) hay una dolarización de la economía mundial pero en el caso de Venezuela se trata del proceso característico de las economías que presentan depreciaciones en su moneda.

“Siempre los precios han estado marcados por el dólar, solo que se pagaban en bolívares. Ahora, en cambio, la gente intenta proteger su inversión y la posibilidad de reinvertir lo captado y por eso exigen directamente dólares”, argumentó.

_____________________________

Por Edgard Ramírez Ramírez / Supuesto Negado