Víctor Álvarez: Radicales no ven “severo impacto” de sanciones de EE.UU.

Los líderes de los partidos políticos que apoyan las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela no “terminan de comprender” el “severo impacto” sobre la economía y sociedad venezolanas, opinó el economista Víctor Álvarez.

“Quienes se erigen como líderes de la oposición radical venezolana no terminan de comprender el severo impacto que el endurecimiento de las sanciones tendrá sobre la economía y sociedad venezolanas”, argumentó el experto en su informe titulado “Análisis del bloqueo de los bienes de Venezuela en EE.UU.“.

En un completo informe, que además muestra uno a uno los alcances del bloqueo, Álvarez destaca que las restricciones a la venta del crudo, el principal producto de exportación nacional, desataron una “nueva crisis nunca antes vista”.

“Las restricciones a la venta de petróleo aprobada en marzo y aplicadas a partir de mayo significaron una mayor disminución del flujo de divisas en Venezuela y desataron una nueva crisis nunca antes vista en la Venezuela petrolera, tal como ha ocurrido con la escasez de combustible a lo largo y ancho del territorio nacional”.

De acuerdo al análisis, a lo largo de la historia se ha demostrado que lejos de conseguir un cambio forzoso de Gobierno, con este tipo de medidas, Washington solo infringe mayor sufrimiento a los pueblos.

“A pesar de las duras sanciones, en ninguno de esos países el Gobierno de los EE.UU. ha logrado el cambio” político de régimen buscado, “pero sí ha logrado un mayor deterioro de la economía y un empobrecimiento generalizado de la población”.

Formalización del bloqueo

Para Víctor Álvarez, la reciente Orden Ejecutiva de Donald Trump no es sino una formalización del bloqueo que desde hace años ya se viene aplicando sobre Venezuela, una decisión que cataloga de “arbitraria”, que no tiene basamento legal en ningún acuerdo en la ONU ni en la Unión Europea.

“Es una decisión unilateral y arbitraria del Gobierno de los Estados Unidos que no tiene su base en ningún acuerdo en la ONU ni en la Unión Europea. Esta orden ejecutiva termina siendo un velo legal para justificar el bloqueo de los activos y propiedades del Estado venezolano en territorio estadounidense, lo cual deja al país sin esas fuentes de ingresos para atender los urgentes requerimientos de la economía y sociedad venezolanas”.

Otro punto destacable del informe es que advierte cómo, en un proceso para resguardarse, las empresas estadounidenses no solo dejarán de negociar con el Gobierno, sino con toda empresa privada venezolana, pues no conocerán qué grado de relación tiene con las autoridades.

“Con este bloqueo, a las entidades financieras estadounidenses se les dificultará identificar y diferenciar a las empresas que tienen operaciones con empresas privadas o instituciones del Estado venezolano. Ante tal dificultad, para evitar ser sancionadas, también se inhibirán de canalizar transacciones con empresas privadas venezolanas”.

También resalta la experiencia histórica de otros bloqueos, en los que pese a las excepciones para la importación de alimentos y medicinas “no han podido ser aprovechadas por otros países sobre los que recaen medidas de bloqueo y embargo similares”.

“El endurecimiento de las sanciones hará más difícil importar todo tipo de bienes y reducirá aún más las ya casi inexistentes exportaciones petroleras de Pdvsa. Incluso (…) En otras palabras, al cerrarse el ingreso en divisas petroleras se agravará la crisis económica venezolana, se empobrecerá aún más la población”, reseña el Víctor Álvarez en su informe.

Por Maya Monasterios Viotls / Supuesto Negado