El Zulia entre el calor, las penumbras y otras penas más

Maracaibo

Los zulianos han tenido que enfrentar un sinfín de problemas que parecieran nunca acabar, sin agua, sin línea telefónica, sin internet y sin luz; un calor sofocante y comida que se descompone al no poder refrigerarse. Pareciera que las plagas que azotaron a Egipto quisieran adueñarse de la tierra del sol amada.

Diferentes comunidades del estado Zulia han manifestado la pérdida de alimentos por falta de refrigeración, pues han llegado a tener hasta cinco días sin servicio eléctrico. El problema, que ya se presentaba extenuante, se agravó luego de que la línea que importa energía desde el Sistema Interconectado Nacional quedara fuera de servicio.

Al respecto, la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) indicó que las fallas en el servicio se deben a que las líneas de 400 y 230 kilovoltios que atraviesan el Lago de Maracaibo y trasladan la energía proveniente de la represa del Guri quedaron fuera de servicio tras el incendio registrado el pasado viernes en el Puente General Rafael Urdaneta, reseñó El Estímulo.

zuliaLa alarmante situación eléctrica ha llevado a las carnicerías marabinas a bajar sus precios con el fin de vender con prontitud la carne y evitar tener pérdidas por descomposición de la misma, pero mientras las carnicerías bajan sus precios, los pocos restaurantes que cuentan con plantas eléctricas de emergencia venden comida a precios casi inaccesibles.

Asimismo, a través de las redes sociales se ha denunciado que los constantes cortes de luz han afectado los servicios de comunicación, la compra a través de puntos de venta y ha causado la pérdida de electrodomésticos.

Pero este es solo el comienzo de las calamidades para los zulianos, pues en el hogar del Catatumbo también deben padecer la falta del vital líquido. Diversas zonas de Maracaibo, El Chocolate, Villa Baralt, La Sonrisa y Las Lomas no poseen el servicio desde hace cuatro meses, a lo que las autoridades de Hidrolago responden que hay problemas con las bombas.

zuliaEl sector salud tampoco escapa de la mala racha en la que pareciera estar sumido el estado Zulia, pues no es ajeno a los factores ya descritos, y a estos se le suman la falta de insumos que los hospitales alegan para no recibir pacientes. Esta situación llevó a que una mujer diera a luz en las calles de Maracaibo, pues al dirigirse, con fuertes contracciones, al Hospital Materno Infantil le negaron la entrada porque no poseían insumos para atenderla.

Por si fuera poco, su cualidad de zona fronteriza hace a la región vulnerable ante casos de contrabando, y la inseguridad obliga a sus habitantes a mantener un toque de queda voluntario.

¿Acaso paga el Zulia algún castigo y son estas las plagas de la modernidad?

_________________________

Por Yonaski Moreno / Supuesto Negado